Urdiales, triunfador de la primera de San José I POYATOSlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Arnedo (La Rioja) linea-pie-fotos-noticias

 

Hubo que peregrinar a Arnedo para ver torear a Diego Urdiales, alejado esta temporada de las principales ferias. Al reclamo de lo más clásico, el riojano no defraudó y cortó dos orejas a su primer toro, de la tarde y de la temporada. Una temporada en la que habrá que recurrir a tardes como la de hoy para ver un concepto puro, sin alharacas, de gusto y temple. Le acompañó en el triunfo, en la salida en hombros, Tomás Campos, quien demostró seguir la misma senda, con el punto extra que otorga el querer ganarse un sitio y abrirse caminos. Juan José Padilla sustituyó a Cayetano y de esta forma se presentó en Arnedo a la vez que se despedía de este coso. Paseó una oreja.

Diego Urdiales consiguió cortar dos orejas al segundo toro de la tarde tras una faena importante, con una base de tauromaquia pura que rápidamente conectó con los tendidos. Desde el capote, con un saludo a la verónica y un quite por chicuelinas, el de Arnedo fue derroche de gusto y hondura. Ya en el primer tercio sonaron con fuerza los olés que continuaron en una faena de empaque y temple en la que los muletazos surgieron como un rugido callado. Una reivindicación del toreo clásico a la que se le unió la gran naturalidad que logró por el pitón izquierdo, por donde el toro no respondió tan bien. La petición fue unánime y rotunda tras la estocada entera y se aseguró la salida a hombros. El quinto fue un animal imposible con el que, pese al intento inicial, tuvo que abreviar. Aún así el público agradeció su actuación con palmas.

Tomás Campos fue todo corazón en su presentación en el coso riojano. Lidió en tercer lugar un toro exigente y firmó una faena meritoria, dejando ver su buen concepto y su voluntad. Siempre queriendo hacer las cosas bien, logró cortar una oreja. Otra oreja paseó del sexto y último de la tarde, un animal noble que le permitió torear más a gusto. Dejó derechazos notables, de buena composición, y el fallo repetido con el descabello le privó de obtener mayores premios. Paseó la oreja que le permitió salir en hombros junto a Diego Urdiales.

Abrió plaza Juan José Padilla en su presentación y despedida de Arnedo ante un noble astado de Luis Algarra. Por ambos pitones se gustó Padilla que consiguió cortar un apéndice tras una buena estocada. Se le atascaron los aceros a Padilla en su segundo tras una faena firme ante un toro complicado.

Hierro de Luis Algarra - España Plaza de toros de Arnedo (La Rioja). Dos tercios de entrada. Feria de San José. Toros de Luis Algarra. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Juan José Padilla, oreja tras aviso y silencio
Diego Urdiales, dos orejas tras aviso y palmas
Tomás Campos, oreja y oreja tras aviso