Vídeo resumen del festejo I ENRIQUE TORRALBAlinea-punteada-firma1

JAVIER SESMA > Huescalinea-pie-fotos-noticias

Los tres toreros abandonaron en volandas la plaza de toros de Huesca en la cuarta corrida de la Feria de la Albahaca. La tarde, presidida por un ambiente festivo, sobre todo, en los tendidos de sol, significaba la despedida de Juan José Padilla, que se convirtió en el triunfador numérico del festejos tras cortar tres orejas a su lote. Miguel Abellán, que fue el gran protagonista el año pasado, desorejeó al segundo. Por su parte, El Fandi, que entusiamó al público con las banderillas, consiguió acompañar a sus compañeros en hombros, tras pasear el doble trofeo del sexto de una corrida de Salvador Domecq, que se dejó en líneas generales.

Al toro de la jota lo recibió El Fandi con dos largas cambiabas, quitando posteriormente por lopecinas. Se arrancó el toro con alegría en banderillas, cuajando el granadino un brillante tercio. El de Salvador Domecq echó la cara arriba a la salida del muletazo y El Fandi empeñó en corregirle el defecto, sin conseguirlo siempre. Obtuvo el favor de las peñas en una tanda de alardes comprometidos y como mató de estocada fulminante paseó dos orejas, lo que le permitió salir en hombros con sus dos compañeros de cartel.

El quinto se rompió la mano derecha en el caballo y fue sustituido por un buen mozo del mismo hierro. No se empleó en el caballo y echó la cara arriba en banderillas. Miguel Abellán  trató de duldificar la embestida del animal, consiguiéndolo a veces a base de tocarlo fuerte y consentirle.No estuvo fino con la espada y fue silenciado.

‘Turista’, se llamaba el toro de la desedida de Juan José Padilla en Huesca, pesaba 469 kilos y había nacido en mayo de 2014. Padilla Lo recibió con una larga cambiada en el tercio y se lo llevó por verónicas a los medios. El toro cumplió en el caballo, pero doblando las manos de salida. Pareó con facilidad. En la muleta, el torero mantuvo en pie al animal a base de torearlo a media altura y sin forzarlo en ningún momento. La faena no remontó vuelo ni tras los alardes finales del jerezano. Lo finiquitó al primer encuentro y paseó una oreja de despedida.

El Fandi recibió al toro con una larga de rodillas en los adentros y lo quitó por chicuelinas ajustadas. Lo pareó con la vistosidad y facultades acostumbradas, poniendo los tendidos en pie. En la muleta, aprovechó la nobleza y humillación del animal para conseguir varias series muy toreras, siempre dando la distancia, el espacio y los tiempos que pedía el animal. Los alardes finales calentaron a los tendidos, pero no estuvo eficaz con los aceros y fue silenciado.

Miguel Abellán, triunfador de la pasada feria oscense, saludó al segundo con verónicas de lujo saliendo a los medios. El toro cumplió en los dos primeros tercios, evidenciando la fuerza justa desde el principio. La faena de Abellán se basó en aprovechar las buenas embestidas que demostró el animal humillando con codicia y fijeza y en no obligarle demasiado para que no perdiera las manos. El diestro madrileño consiguió varias cosas con entrega y torería. Lo mató de una estocada entera y paseó dos orejas.

Tras recibir el reconomiento de las peñas, Juan José Padilla despachó al primero de la tarde, que cumplió en el caballo. Padilla quitó por navarras y puso los palos con la facilidad y espectacularidad que le caracteriza. Al toro le faltó la fuerza y la raza, pero lo toreó en los medios, básicamente, por el pitón derecho, con el estilo fácil y vistoso que requería la tarde siendo muy aplaudido por la solanera. Lo mató al primer intento y las peñas exigieron las dos orejas tras escuchar un aviso.

 

Hierro de Salvador Domecq - España Plaza de toros de Huesca. Cuarta de la Feria de la Albahaca. Menos de tres cuartos de entrada. Toros de Salvador Domecq, desiguales de presentación y de distinto juego. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Juan José Padilla, dos orejas tras aviso y oreja.
Miguel Abellán,
dos orejas y silencio.
David Fandila ‘El Fandi’,
silencio y dos orejas.