Vídeo-resumen de la novillada I TOROS DEL MEDITERRÁNEOlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Málagalinea-pie-fotos-noticias

José Antonio Lavado volvió a cortar una oreja en la novillada de la Feria de Agosto, como ya sucediera el año pasado. El local no se dejó ganar la partida en su tierra y mostró su concepto en el ruedo de La Malagueta con el mejor novillo de una complicada novillada de Antonio Ordoñez y Toros de la Plata, que pedía mucho bafage y oficio. Sin embargo, los novilleros actuantes dieron la cara utilizando como armas la voluntad, la ambición y las ganas. Curro Márquez, que fue atendido en la enfermería de una cornada interna, fue ovacionado con sus dos oponentes, tras sortear el peor novillo de la tarde, que se lidió en cuarto lugar y requería una lidia de otros tiempos. Por su parte, Corruco Chico, que destacó en la suerte suprema, saludó una ovación en el tercero.

El quinto, que destacó por su bravura y clase, rompió la tónica general del festejo. José Antonio Lavado dejó muestra de su concepto en tandas muy templadas por ambas manos, llevando muy toreado la embestida del novillo. Entusiasmó al público malagueño la labor del novillero y tras una estocada, Lavado paseó la primera oreja del festejo.

El segundo de la tarde fue un novillo bien presentado, amplio de cuna y astifino, que volvió a salir suelto en los primeros compases de faena. Más complicado resultó en la muleta, ya que fue muy pegagoso, no se salía de los vuelos y reponía entre pase y pase. Faena que recrería mucha técnica y oficio, y que a pesar del poco badage de José Antonio Lavado, consiguió por momentos coger el aire del novillo. Mató de una estocada contaria y saludó una ovación.

Abrió la novillada un astado de Antonio Ordoñez, que en los primeros compases fue abanto y desordenado. Sin embargo, en la muleta tuvo mucho fondo y humilló. Aprovechó la movilidad Curro Márquez para elaborar una meritoria faena, a pesar de sus pocos paseíllos, en el centro del ruedo. Destacaron varias series con la mano bajo, enganchado muy adelante la embestida del novillos. Entró a matar muy recto y dejó una estocada, tras un pinchazo, de la que salió prendido. Saludó una ovación desde el tercio.

El cuarto, basto de hechuras y encampanado, fue una auténtica prenda. Curro Márquez estuvo muy voluntarioso, intentanto estructurar una faena a un astado, que requería una lidia de otros tiempos. Mató de una estocada y saludó una ovación como premio a la ganas.

El tercer novillo tuvo la mismas hechuras y salida de sus compañeros, amplio de cuna y abanto. Recibió dos puyazos fuertes en el caballo. La emoción del trasteo en esta ocasión llegó por la incertidumbre del novillo, que siempre echaba una mirada y nunca venía fijo en la muleta. Corruco Chico solventó la papeleta, a pesar de su poco oficio, y derrochó voluntad. Mató de una estocada de efecto rápido y escuchó palmas.

El sexto, que lucía el hierro de Toros de La Plata, fue diferente en cuanto a hechuras y encaste se refiere de sus hermanos. Sin embargo, la condición fue muy silimar. Deslucido resultó el sexto, que salía con la cara arriba al final de los muletazos. Gran esfuerzo hizo Corruco Chico, que estuvo siempre buscando las vueltas a pesar de su corto badage. Lo mejor de su actuación fue el espadazo, que acabó de forma fulminante con el novillo.

Hierro Antonio Ordóñez - España Plaza de toros de ‘La Malagueta’. Segunda de la Feria de Agosto. Un tercio de entrada. Novillos de Antonio Ordoñez y Toros de la Plata (), bien presentados y complicados, en líneas generales. El mejor el , bravo y con clase Hierro de Toros de la Plata - España
Curro Márquez, ovación y ovación.
José Antonio Lavado, ovación y oreja.
Corruco Chico, palmas y silencio.

Parte médico de Curro Márquez: ‘incisión en boca de pez sobre la contusión. Apertura por planos, se aprecia cornada con trayecto ascendente de unos 10 centímetros que interesa aductor y recto interno del cuádriceps. Se realiza Friedrich de los bordes y tejido celular subcutáneo. No se aprecian lesiones vasculo-nerviosas ni otros trayectos’.