Espantosa voltereta a Juan Leal en Ceret I ANDRÉ VIARD linea-punteada-firma1

ANDRÉ VIARD > Ceretlinea-pie-fotos-noticias

Javier Cortés se hizo acreedor de una oreja como premio al mérito y a la entrega en la primera corrida de la Feria de Ceret, en la que Juan Leal protagonizó una faena épica al sexto, que le volteó de manera espantosa hasta en dos ocasiones. Su heroica ante un toro a la defensiva mereció mayor premio que las palmas que visiblemente mermado, recogió al término de su actuación. Robleño lució su buen oficio en una corrida de Sao Torcato imponente de cara y de juego variado: bueno el lote del madrileño, manso con casta el segundo, con calidad pero poca fuerza el tercero, áspero el quinto y muy parado el último.

El primero fue un toro con calidad al que le faltó algo de chispa. Cumplió en el caballo y humilló muy bien, lo que permitió a Robleño dibujar varias tandas con empaque. Luego el toro fue a menos. Estocada entera, fuerte peticion y vuelta.

Muy abierto de cara, huidizo y manseando de salida fue el segundo, que en el caballo acudió tres veces sin emplearse. Muy entero, pegó arreones en banderillas y apretó hacia las tablas. Javier Cortés no lo dudó. Se dobló en los medios, aguantó las primeras tarascadas y se hizo con el toro sobre el pitón izquierdo. Faena de entrega y cabeza con varias tandas ligadas, una vez el toro entregado y embistiendo por abajo con mucha transmisión. El pinchazo previo a una gran estocada redujo el premio a una oreja.

Muy abierto de pitones, el tercero evidenció una ligera cogera de salida y fue protestado. Fue bravo en dos varas, empujando con todo, y llegó mermado a la muleta. Juan Leal se dobló con él con mucho temple, y esa calidad que tuvo toda la faena le permitió dibujar las tandas justas que permitió el toro muy venido a menos. Pero andar muy firme y templado no son cualidades suficientes en Céret si el toro no arrea. Estocada caída. Palmas.

El cuarto fue otro toro de buena condición, sobre todo por el pitón derecho. Robleño aprovechó su nobleza y su inercia en tandas muy pulcras que supieron a poco al exigente público de Céret. Mató atrascándose de toro de una estocada fulminante, pero tampoco se lo agradecieron. Palmas.

El quinto fue bravo en el caballo aunque sin mucha clase. Tampoco la tuvo en la muleta, pero a base de insistir y obligar, Javier Cortés consiguió muletazos largos sin poder ligar por el pitón izquierdo. Pinchazo y casi entera. Palmas.

El sexto fue bravito en el primer encuentro y a menos en los dos siguientes (el presidente no accedió a la peticion del torero después del segundo). Muy mal. Parado y a la defensiva, el toro puso a prueba el valor sobradamente conocido del torero y el sentido común de una minoría que le reprochó arrimarse más de la cuenta para arrancarle al morlaco varias tandas ligadas, llevándose dos volteretas de espanto con alguna cornadita quizás. Si la épica de un torero no tiene premio en las plazas toristas, vamos a entrar en un callejón sin salida. Muy mermado, Leal pinchó dos veces y tardó en descabellar. Y al final recogió palmas muy merecidas.

Hierro de Sao Torcato (São Torcato) - Portugal Plaza de toros de Ceret. Lleno. Toros de Sao Torcato, imponentes de cara y de juego variado: bueno el lote de Robleño; manso con casta el segundo; con calidad pero poca fuerza el tercero; áspero el quinto y muy parado el último. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Fernando Robleño, vuelta al ruedo y palmas;
Javier Cortés,
oreja y palmas; 
Juan Leal
, silencio y palmas.