CRV

Sois, son, serán, una banda. Nadie se lo dice. Nosotros si. Una banda. Porque sólo una banda hace cosas de bandidos, pertrechados en ser juez y parte en una democracia chabacana, de república bananera, con perdón para las repúblicas de bananas. Dice la ley que en este país existe la libertad de ejercer una profesión, la libertad de concurrencia empresarial en todo el territorio de la Nación, dentro de la legalidad.  Pero claro, ¿ la nación es la piel de toro de la película mas sus islas o parte de la piel de toro menos Cataluña? Estamos, de nuevo, ante  asunto i nconstitucional que se salta a la torera la libertad de empresa para que una empresa de toros en Cataluña. En Barcelona. Y de las 28 demandas de indemnización, de todos y cada uno de los profesionales que no pueden ejercerla libremente en Cataluña, pero si en resto del país, la Generalitat subestima todas menos una. La de Balañá.

Este país ya no se sostiene. Esta forma de quitar, de prohibir, de mangonear, de sustraer, de eliminar, de usar el poder para hacer ilegal lo legal, esa forma de legislar y de usar a sus administraciones, a sus contables, a sus peritos, nada independientes sino dependientes, esa forma de  hacer banda, de nombrar a jueces desde la política  para hacerse política  favorable a su poder, es lo que ya no se sostiene en este país de gobiernos a su aire dentro de un gobierno que no les corta el aire.De las 28 reclamaciones justas de afectados por la prohibición de los toros, solo queda saber si paga una. Balañá

A Balañá ya le pagan con lo de los cines. Eso que callaron en su día todos los que consintieron que la Plataforma esa de la defensa de los toros en Cataluña fuera manejada, usada y creada por Balañá. Ahora la Generalitatdice que le han dicho sus jueces que no tiene que pagar. Pero ¿qué van a decir los jueces de parte a una parte que es su parte, hombres de Dios?.

Queda escrito alto y claro en este país donde se espera que aún la libertad de expresión se tenga en cuenta. Y si no se tiene en cuenta, que se diga. Este país que no se sabe si es el país de la Constitución o el país de las bandas, tiene golfos a puñados que lo son de forma impune.Todo el mundo a callar y a tragarse los sapos ante una forma de ejercer el poder vergonzosa .  Abandonemos eso que llaman buena educación y que sólo es miedo a decir las cosas por un nombre de pila. Que este país, este toreo, se está muriendo  de silencio  en nombre de una falsa buena educación, que sólo es farsa pusilánime. ¿Quién de los 28 reclamantes ha dicho pìo? ¿Tienen miedo?  ¿Miedo de que? ¿A quien? . Que pena de toreo. Puta y pone la cama, señor +.

 

Twittear