Vídeo de la faena del indulto I @GINÉSM_PRENSA \ DENIS LABARTHE

MAURICE BERHO > Dax (Francia)linea-pie-fotos-noticias

Ginés Marín realizó lo mejor de la segunda corrida de la Feria de Dax al indultar a ‘Lebrero’ de Santiago Domecq, tras cuajarle por ambos pitones. Los naturales fueron cumbre. Faena y toro de los que hacen afición…e historia. Sin embargo, la tarde no quedó solo en la faena del toro indultado. Sebastián Castella cuajó una importante actuación, dando a cada toro su lidia. Labor seria y torera del galo, que cortó una oreja del primero. Por su parte, Jesús Enrique Colombo paseó una oreja del sexto, tras una faena ambiciosa y de no dejarse nada en el ruedo de Dax con el peor lote.

La polémica está servida en Dax después de indultar el segundo toro de la tarde, de nombre ‘Lebrero’. Un toro excepcional, un ‘dije’ como decían los taurinos, que embistió de forma incansable en la muleta de un Ginés Marín muy inspirado, que alcanzó momentos cumbres con la zurda. Faena larga y original del torero de Jerez que entusiasmó esta tarde, que cumplía 100 corridas de toros, al público de Dax. Lo importante es que el astado sirva al ganadero para seguir buscando las mismas cualidades que ha atesorado este toro de Santiago Domecq. Dos orejas simbólicas para el torero, que es acompañado en la vuelta al ruedo por el hijo del ganadero.

Ginés Marín derramó torería y buen hacer en el quinto, un toro al que le faltó transmisión para que la labor del joven torero alcanzase mayor nivel. Lo intentó sobre ambas manos Ginés Marín, que cerró la faena con unas ajustadas manoletinas. Saludó una ovación en el tercio, tras un pinchazo previo a la estocada.

El primero de la tarde ha sido un toro con las hechuras perfectas para esta plaza de Dax, al que Sebastián Castella le ha cortado la primera oreja de la tarde. Un toro con calidad, mucha nobleza, pero algo falto de empuje. Castella le recetó en cada momento la medicina exacta a base de temple. Cada embestida ha sido un embite para un toro que le faltó algo más de moral, pero que el torero condujo sobre ambas manos de forma magistral. Aunque le faltó transmisión al astado, Castella le cortó la primera oreja.

Sebastián Castella le dio mucha distacia al cuarto de la tarde, un toro que tuvo calidad y en ciertos momentos profundidad, pero al que le faltó continuidad en su embestida. Mucho tiempo estuvo el diestro galo en la cara del toro, consiguiendo muletazos largos y templados de mucho calado en los tendidos. Buena tarde en Castella, que de no fallar con la espada hubiera cortado un trofeo a este toro. Saludó desde el tercio.

Después de un alegre tercio de banderillas, Jesús Enrique Colombo puso mucho entusiamo y empeño al toro menos enclasado del encierro de Santiago Domecq. Al toro le faltó calidad a la embestida, sin embargo, hubo transmisión, que junto a un pasodoble alegre, perimitió al torero despegar una faena, que en un principio no parecía tener mucho. Bien Colombo por no aburrirse. La media estocada llevó a sus manos una oreja.

El tercero fue el ejemplar de menos interés de la tarde. Jesús Enrique Colombo, que estuvo muy voluntarioso, intentado en cada momento empujar al astado de Santiago Domecq. Lo más destacable de su actuación fue una gran estocada de efecto rápido y un tercio de banderillas vibrante. Palmas

Hierro de Santiago Domecq - España Plaza de toros de Arenas de Dax (Francia). Segunda de la feria. Lleno aparente, en tarde de bochorno. Toros de Santiago Domecq, muy bien presentados y de variado juego. Elde nombre ‘Lebrero’, con el nº 106, fue indultado. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Sebastián Castella, oreja y ovación.
Ginés Marín, dos orejas simbólicas y ovación.
Jesús Enrique Colombo, palmas y oreja.