icono-sumario Segunda corrida de la Feria de La Peregrina

Cayetano, cogido en Pontevedra, sacó su raza en el 6º I VERONICA DOMINGUEZlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Pontevedralinea-pie-fotos-noticias

La llama siguió viva en Pontevedra, que volvió a registrar una gran entrada en la segunda de la Feria de la Peregrina. Las peñas resistieron con firmeza en el último reducto taurino de Galicia y presenciaron una obra cumbre de Ventura al buen cuarto, en una tarde en la que cortó hasta tres orejas. Importante también fue la labor de Cayetano al tercero, que le prendió en el muslo derecho al entrar a matar en una faena para la que incluso se le pidió con fuerza la segunda oreja. Sacó su raza Cayetano, que volvió al ruedo con el muslo vendado en un festejo en el que Paquirri pechó con el lote de menores prestaciones de un conjunto noble pero bajo de raza de Loreto Charro.

El cuarto fue un buen toro al que Ventura volvió a clavar un solo rejón de castigo. Con gran mérito se lo dejó llegar mucho sobre Nazarí, y puso la plaza patas arriba en el tramo final con banderillas al violín y también con las cortas y las rosas. Brillante labor y rotundo con un contundente rejonazo. Dos orejas de ley.

El primero fue un buen toro de Los Espartales que tuvo nobleza y duración. Clavó un solo rejón de castigo Ventura, que lo templó en terreno de tablas llevándolo muy cosido a su montura. A lomos de Lío formó un lío, con buenos quiebros y también lo bordó con Bombón en una labor que remató de forma contudente con un solo rejón de muerte siendo premiado con otro trofeo.

Cayetano dibujó buenos lances a la verónica al tercero, un toro con duración pero sin acabar de romper al que elaboró una faena con ritmo y temple sobre ambos pitones, con gran variedad y buen gusto en los remates. Remató la obra de una gran estocada siendo prendido en el muslo derecho al entrar a matar. Cortó una oreja tras fuerte petición de la segunda y pasó a la enfermería.

Tras ser atendido, volvió al ruedo con un vendaje para lidiar al sexto, un toro noble al que Cayetano recibió a pies juntos con muchas ganas. Inició la faena por bajo, con entrega, una labor casi al completo al natural a la que faltó limpieza. Mató de pinchazo y descabello y fue silenciado.

Muy enfibrado, con largas cambiadas de rodillas, recibió Paquirri al segundo, al que toreó bien a la verónica. Fácil y variado con las banderillas, lo intentó frente a un toro noble y manejable pero bajo de raza, que se quiso echar antes entrar a matar. Templado y sin obligarlo, el torero se mostró voluntarioso aunque no tuvo mayor opción. Un pinchazo fue suficiente para que doblara. Recibió palmas al término de su actuación. El quinto fue un toro manso pero muy noble, al que toreó con suavidad y temple Rivera Ordóñez. Hubo buenos naturales, circulares y martinetes como epílogo para las Peñas pontevedresas. Mató de feo metisaca y tuvo silencio.

logo-mundotoro-fichas-crónicas Plaza de toros de Pontevedra. Segunda corrida de la Feria de La Peregrina. Tres cuartos de entrada. Dos toros de Los Espartales para rejones, buenos; y cuatro de Loreto Charro para la lidia a pie, nobles pero bajos de raza. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Diego Ventura, oreja y dos orejas;
Rivera Ordóñez, Paquirri
, palmas y silencio;
Cayetano
, oreja con fuerte petición de la segunda y silencio.