Tercera de las Corridas Generales I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

 

MUNDOTORO > Bilbaolinea-pie-fotos-noticias

Precioso de lámina el sexto, colorado, girón, facado, salpicado, calcetero, una pinta muy vazqueña. Tuvo más celo y más ritmo de salida aunque en varas echó la cara arriba. Brilló el torero en un quite por caleserinas y en una primera serie con la mano derecha durante la faena de muleta, pero luego el toro se fue a menos, protestó en la distancia corta y no terminó de responder cuando el torero le dio sitio. Tiró de recursos el mexicano para tratar de dar consistencia a una obra que no pudo tener más fundamento.

Fuerte el quinto, de mazorca ancha, bajo y hondo. Menos correoso, más pacifico, se tragó los pases porque Caballero le dio sitio y con la muleta a su altura el toro acometió sin repetir. Por eso la faena fue una sucesión de muletazos sin hilván que no interesó al cónclave. Pareció lesionarse al entrar a matar al animal y acabó con él con más complicaciones de las previstas.

Grande, suelto de carnes, estrecho de sienes, basto, el burraco cuarto, que se metió por dentro en el capote de Román, sin dejarse torear. Acudió con más alegría al caballo, pero en el segundo encuentro ya protestó más. Volvió a estar Román a gran nivel, pues entendió a la perfección a un toro que tuvo poder en los primeros tercios, agresivo y correoso, y al que después de bajarle los humos, lo tomó en corto, y a su altura, le presentó el engaño y le dio celo, dejándole la muleta en la cara. Hilvanó una obra de gran mérito, y luego sostuvo la faena con sus ganas, aplomo y compromiso. Hasta las bernadinas de cierre y la estocada por derecho. Se amorcilló el toro, como su primero, pero hace no tanto, el valenciano hubiera salido en hombros en Vista Alegre. Hoy saludó dos rácanas ovaciones…

Alto, sin cuello, cuesta arriba el burraco tercero. Con la cara cerrada. Luis David lo lanceó con ganas, ganando terreno, y remató el saludo con dos chicuelinas y revolera. Se repuchó en el peto, después de empujar con la cara alta, defendiéndose. Le dio distancia Luis David para quitar por lopecinas antes de iniciar faena, también en los medios, con pases cambiados por la espalda. Se movió con más ritmo y mejor son este astado, Luis David le dejó la muleta por delante, y compuso dos series con la derecha muy estimables. Por el izquierdo el toro se desplazó menos y punteó más el engaño y en el regreso a la diestra, más en corto, el toro no fue el mismo. Pero Luis David defendió bien la faena, incluso cerró faena por bernadinas y lo mató de una gran estocada en la suerte de recibir.

Alto, con alzada el burraco segundo, engatillado de cuerna, que embistió recto al capote de Gonzalo Caballero. Salió suelto en varas, marcando querencia siempre y apretando en banderillas, donde se movió descompuesto, acorde con su mansedumbre. Toro muy complicado en el último tercio, porque llegó con pies y desarrollando. Gonzalo Caballero le hizo frente con las armas de las que dispone, que no son muchas. Pasó un rato el torero madrileño, porque el animal tiró cornadas cada vez que pasó. El torero trató de darle sitio para intentar que el animal cogiera inercia, pero el toro pasó sin embestir nunca por derecho. Al segundo intento, el torero lo despenó de una buena estocada.

Grande, descarado, de mazorca gruesa, cornidelantero, el primero se metió por dentro en los lances de recibo de Román. Dobló las manos al salir del peto, y luego en la muleta tuvo movilidad, pero sin entrega, porque embistió rebotado, con genio, sin terminar de pasar nunca. Con poder hubiera multiplicado todavía más sus complicaciones. Lo tragó tela Román, muy metido en la tarde desde el primer momento. Le aguantó parones, dudas, incluso hasta jugarse una cornada que parecía segura si el toro hubiera tenido más poder, porque lo tuvo a merced en varias ocasiones. Se jugó la vida de nuevo en la estocada, de la que salió milagrosamente ileso después de ser prendido de modo horripilante. El público contempló el derroche de Román con frialdad, pues incomprensiblemente apenas hubo petición.

Hierro de Torrestrella - España Plaza de toros de Vista Alegre de Bilbao. Tercera de las Corridas Generales. Un cuarto de entrada. Toros de Torrestrella, serios, muy en el tipo de su encaste, desiguales de hechuras. Corrida dura y correosa, que no humilló ni se entregó en los engaños. Mejores tercero y sexto. Logotipo mundotoro crónicas
Román, ovación y ovación tras aviso
Gonzalo Caballero, silencio y silencio tras aviso
Luis David,  oreja y ovación