icono-sumario Gran tarde de Adame, que cortó dos orejas

icono-sumario Manuel Escribano, oreja

icono-sumario El banderillero José María Amores, herido por el sexto

Vídeo resumen del festejo en Málaga I CANAL PLUS TOROSlinea-punteada-firma1

IRENE MARTÍN MOYA > Málagalinea-pie-fotos-noticias

 

 

Se le cerró la Puerta Grande a un torero en nivel de figura. Joselito Adame firmó dos grandes faenas en La Malagueta. Era su presentación en Málaga y lo hizo por todo lo alto, con una conexión inmediata con el público. El palco se quedó ajeno a lo que ocurrió en el ruedo y le negó una seguna oreja en su primer toro de manera casi imperdonable. Asentado, con sitio, con gusto, cuidando el comienzo y el final de las series, el mexicano engrandeció el toreo. De la corrida de Torrestrella hubo dos toros a destacar, primero, con mucha calidad, y segundo con emocion. Manuel Escribano también pudo pasear oreja y José Garrido, que también se presentaba en este coso, pechó con el peor lote pero brilló con el capote. El final de la tarde con la cogida espeluznante a su banderillero José María Amores cortó la respiración a los tendidos, casi llenos.

Faenón de Joselito Adame al segundo. Era de dos orejas sin duda, pero la Presidencia solo le concedió una. El toro, serio, astifino y musculado, tuvo una embestida vibrante y se desplazó con gran facilidad pero le faltó la calidad del primero, puesto que salió con la cara arriba en los finales de los muletazos. El mexicano le cogió la velocidad ya con el capote en un lance citando a larga distancia, acompasada la verónica con la embestida. Remató con dos medias girando. Tras brindar al público, en su presentación en La Malagueta, comenzó con estatuarios en el tercio. Citó de nuevo en largo en el centro del ruedo, aprovechando el ritmo del toro. Bien con la derecha, al natural la serie fue menos limpia pero hubo una trincherilla de escándalo. Bonito el remate de una serie por el derecho con un molinete. Para completar la faena, finalizó con lo que le había quedado pendiente, una serie de naturales a pies juntos de uno en uno. Mató de una estocada certera recibiendo. La faena no fue corta pero se hizo corta.

Importante otra vez en el quinto. Bien con el capote, resolvió las dudas que presentaba un toro con menos recorrido y transmisión. La banda de música cometió la torpeza de entrar tarde en la música y estuvo desacertada al cortar el pasodoble en mitad de una serie. No hubo problema porque el público de Málaga se hizo sentir y la faena quedó aún más bella con los olés rotundos que surgían en cada muletazo, como único acompañamiento. Tiene este torero el sitio perfecto y el final de faena con una tanda de derechazos y otra con trincherazos fue de lío. La estocada fue defectuosa pero se le debía además otra oreja del anterior. Paseó un premio de mucha fuerza y complicidad con los tendidos.

Manuel Escribano cortó una oreja con petición de la segunda a un gran toro de Torrestrella. Lo recibió a porta gayola, el burraco, bien hecho y bien presentado, tuvo calidad y transmisión. El sevillano siguió con una larga cambiada de rodillas en el tercio y verónicas acariciando la embestida del animal. Como siempre, volvió a destacar en el tercio de banderillas, con el par en el estribo, marca de la casa. Con un pase cambiado por la espalda ajustadísimo inició la labor de muleta. Dos tandas por el pitón derecho, limpias, arrancaron la música. Al natural fue aún mejor. En la segunda serie por el izquierdo la faena comenzó a decaer. El final con ayudado por alto, trincherilla y pase de pecho y el estoconazo final hicieron el resto. Bien el diestro, mejor todavía el toro. Escribano se fue de nuevo a porta gayola en el cuarto. Lo recogió con verónicas suaves ya en el tercio y volvió a desenvolverse bien en banderillas. El toro, muy agarrado al piso, no le dio más opciones.

José Garrido ya había demostrado su destreza con el capote en un quite al segundo por gaoneras. Esa fue su presentación en Málaga, echándose el capote a la espalda en el centro del ruedo. En su turno le tocó un burraco con dos puntas como dos alfileres, que solo le permitió lucirse en el primer tercio. Lo saludó con una verónica rodilla en tierra, galleó llevándolo al caballo y llevó a cabo un toreo sublime a la verónica. Luego, tras los estatuarios con la muleta en los medios, toreó muy ajustado, incluso llegando a ser arrollado sin consecuencias, en una serie al natural. El toro acabó rajándose y él arrimándose en terrenos de tablas. Pinchó en dos ocasiones previas a la estocada final y saludó una ovación. En el sexto tomó protagonismo la cornada al banderillero José María Amores, muy violenta, que lo prendió por el muslo en el aire, hizo por el en suelo, en una secuencia muy dura. Según las primeras informaciones de la enfermería lleva una cornada grande en la pierna porque al parecer el pitón giró dentro. La plaza quedó en medio de una consternación y preocupación y casi no se percató del afán de Garrido por sacarle partido a un toro reservón y con mala idea.

Hierro de Torrestrella Plaza de toros de Málaga. Tercera de Feria. Toros de Torrestrella, . logo-mundotoro-fichas-crónicas
Manuel Escribano, oreja con petición de la segunda y silencio.
Joselito Adame, oreja con fuerte petición de la segunda y oreja.
José Garrido, ovación tras aviso y silencio.