icono-sumario ‘Da gusto ver la plaza llena todos los días, tanto las grandes como las pequeñas. Hay afición’

icono-sumario ‘Perú más que ser un país emergente para la tauromaquia, es ya una realidad’

marc-serrano-mundotoro-interiorMarc Serrano, en la redacción de Mundotoro I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MARCOS SANCHIDRIÁN > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Marc Serrano tuvo que refugiarse en Perú. Una historia que por repetida no cae en la monotonía. Sigue siendo noticia. Interesa. Son historias de retos, superación y ganas por abrir ventanas cuando aquí las puertas están desgastadas de tanto llamar. Un día, con el horizonte nublado pero con el interior ávido de expresar su profesión, decidió coger su esportón y partir hacia Perú.

‘Da gusto ver la plaza llena todos los días, tanto las grandes como las pequeñas. Hay afición. Perú más que ser un país emergente para la tauromaquia, es ya una realidad’, afirma entusiasmado el torero francés. ‘Ya tienen una figura del toreo, otros que están dando importancia al país a nivel global y ganaderías que están mejorando mucho. El mito ‘tercermundista’ cuando salías de las plazas grandes está desapareciendo’.

Serrano decidió no desaprovechar la oportunidad: ‘No me lo esperaba. Llevaba varios años sin ir. Todo empezó en Perú cuando en julio fui para dos corridas pero finalmente fueron tres en las que quedé triunfador. Esto supuso que me repitieran en agosto y en octubre’, espetó.

En Perú un torero es un ser superior: ‘El que se viste de luces aún tiene ese lado endiosado. En México lo viví también de novillero. Hay un respeto tremendo y el toreo se vive con una emoción tremenda’, reconoce.

Precisamente en México está anunciado el próximo 6 de diciembre mano a mano con Michelito en Kantunilkin. Además, supondrá su debut como matador de toros en el país azteca. ‘Todo empezó el año pasado cuando pasé tres semanas haciendo campo allí. Este año podré recoger el fruto. Es un campo nuevo que se abre y, aunque hay muchos toreros en ese circuito, se vive el toro como en ningún sitio’.

FRANCIA, ESPAÑA Y EL CIRCUITO DE LAS DURAS

En 2016, Marc Serrano solo pudo torear en España en Cenicientos. Un tacazo de Pallarés que, además, no se movió. ‘Tuve muy mala suerte. Todo el año esperando enfundarme el traje de luces para que la corrida no sirviese. A día de hoy, como están hechas las ferias, o bien están las corridas de figuras o las duras. Las corridas intermedias están tendiendo a desaparecer. Por eso, en este momento de mi trayectoria me veo capacitado para matar cualquier tipo de corrida’.

Este año el francés cumplió dieciséis años de alternativa con todo lo que eso conlleva: ‘Ahora lo veo todo con más tranquilidad’. Este invierno será clave para que su nombre vuelva a la circulación: ‘Quiero llegar al comienzo de temporada muy preparado. Ya hay contactos para principios de temporada en varios sitios de Francia pero la vía americana me ha permitido levantar la cabeza y coger oxígeno’, concluye.