Seguir a @Mundotorocom

N ingún espectáculo de masas puede pretender vivir sólo del ingreso por taquilla, por venta de entradas. El fútbol es lo que es debido a que la mayoría de sus ingresos vienen del mundo de la publicidady su tráfico en los medios de comunicación. Incluso museos, teatros, otros deportes y actividades, tienen ingresos y patrocinios venidos de la publicidad. Todos, menos el toreo. Éste es el gran problema: la ausencia de captación y aportación de recursos fuera de la taquilla, causa de los precios altos y del reparto bajo.

Año tras año, el mensaje que lanzan los responsables de las grandes empresasque invierten centenares de millones de euros en publicidad, es que el público dejaría de consumir su productosi se publicitara en medios de comunicación específicos de la tauromaquia. Se alude a campañas anti-taurinas, boicots y agresiones. Pero no es cierto. No lo es ante esta evidencia: esas mismas marcas que argumentan con supuestas agresiones el hecho de no invertir nada en medios taurinos, si se anuncian en estos medios.

Y lo hacen con gran frecuencia, asiduidad, con los mismos spots con los que se anuncian en otros medios no de toros y con la misma visibilidad, tamaño y periodicidad. Lo hacen usando el vehículo Google, multinacional que los inserta una y otra vez. Esta forma de mercado de publicidad consiste en usar medios de target y audiencias o visitas relevantes, como mundotoro, a un precio mínimo. El negocio es para Google, para las marcas que se ahorran contratos directos de publicidad y la ruina es para los medios especializados, que ingresan las migajas.

Esta hipocresía mercantil está sostenida en una mentira. ¿Quién dejaría de usar Movistar si esta marca le ofrece un buen producto por aparecer anuncios en medios de toros? ¿Acaso El Corte Inglés tiene pánico a que dejen de comprar en sus tiendas por la misma razón? ¿O la Coca Cola? ¿O unas líneas aéreas?  ¿O Endesa o Iberdrola?  ¿Por qué usan una argumentación que cae por su propio  peso al ver sus anuncios diariamente en mundotoro.com? No es cierto que decenas de miles de personas o un clamor anti taurino lesionara los resultados de ventas.

Es más, marcas que usan y contratan a toreros como imagen  (Manzanares, Cayetano, Rivera Ordóñez, Perera, y otras más…) jamás se han publicitado en un espacio de prensa, radio, web o televisión de toros. ¿Por qué? Aún más, de los centenares de millones de euros que las administraciones públicas invierten  en publicidad, jamás usan a programas o medio de toros. Ni siquiera los de Turismo, los de Marca España, los que salen del Ministerio de Cultura… ¿Qué criterio se sigue para la elección? ¿Por qué jamás en un medio de toros o una plaza de toros?

Ésta es una de las causas principales de nuestro aislamiento, el mal trato injustificado, arbitrario y quizá hasta ilegal en algunos casos, de las inversiones publicitarias privadas y públicas, de las que el toreo no percibe un euro. Asunto que el día 18 en Sevilla, debería comenzar a tratarse con urgencia. Los profesionales del toreo son los más interesados en estas inversiones por las que nadie parece luchar o denunciar.

Basta de mentiras. Basta de hipocresías.

Galería: Publicidad de las gandes marcas en Mundotoro

Twittear