Resumen de la primera novillada I JETlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

El festejo con el que dio inicio el segundo Certamen Internacional de Escuelas Taurinas, organizado por la Diputación de Valencia, se saldó con el corte de cuatro orejas que pudieron ser más de no haber estado tan desacertados en general utilizando los aceros. La plaza casi llegó a cubrirse en la mitad de su aforo, todo un éxito teniendo en cuenta la época del año y la categoría del festejo. Nadie salió defraudado después de comprobar la predisposición con la que salieron los benjamines del toreo a la plaza de toros de Valencia. Sobresaliente en disposición pero suspenso en ejecución de la suerte suprema.

Incuestionable esfuerzo por agradar el que realizó Lucas Miñana ante el que abrió festejo, un ejemplar noble que embistió un tanto rebrincadito no permitiendo al alumno de la escuela de Béziers acabar de sentirse a gusto. Aun así, el francés se mostró siempre dispuesto desde que recibió a portagayola a su antagonista, y con una puesta en escena muy gestual llegó a firmar varios pasajes de indudable conexión. Luego se demoró en exceso con el estoque.

Muy de valorar la actitud de Kevin Alcolado, que sorteó un novillo pegajoso que se le metió por dentro en varios pasajes de su actuación propinándole un manojo de volteretas de las que se levantó sin inmutarse para seguir toreando sin mirarse. Acertó el alicantino cuando se decidió a imponer mayor autoridad, lo que fue muy valorado por el público.

Toreo de buen trazo e indudable gusto el exhibido por Valentín Hoyos, que se mostró siempre muy seguro y autoritario firmando una labor compacta. El magnífico ejemplar que le cupo en suerte le permitió realizar una labor muy templada y ligada sin renunciar a la variedad y a la vistosidad. Sus fallos con la espada impidieron que el premio fuese mayor.

Jordi Pérez saludó a su antagonista con varias largas cambiadas, muestra inequívoca de la predisposición con la que llegaba a “su” plaza. Se atemperó luego muleta en mano, a pesar de las dificultades del animal que se quedaba corto por el pitón derecho poniéndole en apuros en varios momentos del comienzo de la faena. Se echó la franela a la mano izquierda el valenciano y por ese pitón llegaron los pasajes más sentidos y profundos de su quehacer. Con los aceros pasó un quinario, lo que no condicionó que se le pidiese con fuerza un apéndice.

Pronto sacó complicaciones el quinto de la tarde poniendo en apuros a Jorge Martínez que, tras un inicio esperanzador repleto de regusto y torería, vio como el de La Palmosilla protestaba con violencia y recortaba sus viajes de forma preocupante. Tanto que zarandeó al de Almería en reiteradas ocasiones sin que ello consiguiese mermar su ánimo hasta que logró protagonizar varios pasajes de indudable sabor.

Toreó relajado y asentado de plantas Francisco Fernández, a pesar de que también sufrió algunas coladas. Se mostró muy firme el de Algeciras en un quehacer en el que hubo fases de pases largos y ligados que dejaron entrever el buen concepto que atesora. Con el estoque lo emborronó todo.

Hierro de La Palmosilla - España Plaza de toros de Valencia. Un tercio de plaza. Novillada sin picar de La Palmosilla de juego desigual. Sobresalió el 3º. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Lucas Miñana silencio.
Kevin Alcolado oreja.
Valentín Hoyos oreja.
Jordi Pérez oreja.
Jorge Martínez oreja.
Francisco Fernández saludos.