MUNDOTORO
Seguir a @Mundotorocom

Madrid (España) Los antitaurinos de Franciacontinúan con su ofensiva de acoso hacia todo lo que tenga que ver con la tauromaquia. Tras los actos vandálicos de las últimas semanas, ahora el objetivo de los antis es el jamón español, por muy surrealista que parezca. Y es que laAlianza Anticorrida ha conseguido que se elimine la imagen de un toro y un torero del envoltorio de uno de los productos, según informa Elmundo.es.

Todo surgió a raíz de que Carrefour y Leader Price (marca de descuento del grupo Géant-Casino), sacaran a la venta su producto ‘Jambon Serrano’, cuyo envoltorio de plástico mostraba un sello con un torero toreando a un toro como seña de identidad de producto español. Inmediatamente, Alianza Anticorrida se movilizó a través de su web y envió un escrito a la casa solicitando la eliminación del icono.

El servicio al consumidor de Leader Price contestó a la petición de los antis asegurando que sólo un producto de su línea blanca tiene esta imagen de la corrida y que han decidido ‘tomar en cuenta la demanda, por lo que la etiqueta cambiará en breve’.

Sin embargo, Leader Price puntualizaba también que ‘no van a imponer restricciones en el embalaje a sus proveedores españoles, algunos de los cuales asociaban la imagen de España a nuestra bandera y la iconografía taurina’.Por lo tanto, pese a eliminar este símbolo, no se vetan por el momento las imágenes sobre la Fiesta que pudieran incluir productos llegados desde España.

Los antitaurinos de la Alianza celebraron en su portal la respuesta de la cadena bajo el titular: ‘Victoria sobre la gran distribución’. Pero fueron más allá y los antis han pedido a sus simpatizantes que acosen con cartas a Carrefour.

Esta nueva ofensiva se une a la oledada de actos vandálicos y de acoso hacia la tauromaquia que viene sufriendo el país vecino durante los últimos meses y semanas como consecuencia de la decisión del Tribunal Administrativo de Nimes, a finales de octubre, de rechazar la solicitud del Comité Radicalement Anti Corrida (CRAC) de manifestarse a menos de 400 metros de las plaza de toros.

Eso permitió que los antitaurinos impidieran la celebración de un festival taurino el 27 de octubre en Rodilhan. No conformes con eso, un grupo de unas 400 personas recurrió a la violencia en las calles, provocando un fuerte enfrentamiento con la policía e importantes destrozos.

También la plaza de toros de Rion des Landes sufrió graves daños de madrugada a causa de un incendio. El ataque tenía como propósito impedir la celebración de un festival que finalmente se llevó a cabo gracias a que los organizadores dejaran en el ruedo varias vacas landesas de gran volumen para impedir que se cumpliera la amenaza de los antis de encadenarse.

Anteriormente Juan Bautista y su cuadrilla fueron retenidos en un bar mientras desayunaba teniendo que ser liberado por la Gendarmería francesa. Los antis también hicieron un llamamiento para boicotear la presentación del libro Labbé des toreros, de Jacques Teissier, un sacerdote de Nimes y además presionaron para manifestarse contra una tómbola benéfica de objetos taurinos que el pasado año recaudó 5000 euros para los niños enfermos de un hospital de Montpellier.

Twittear