Seguir a @Mundotorocom

Su perrita Barby es la más perra entre las perras. Por reguapa, revestida, relimpia y repeluqueada. Su perra Barby es tan feliz como su ama , otra Barby que nació morena pero tiene el corazón rubio y el alma oxigenada. No se sabe bien si Barby teñida y salerosa y olé  es la ama de la otra Barby, la perra, o al revés. Los veganos están encantados con ellas dos, ambas mascotas y perras y mujer, dicho sea sin sentido machista alguno, sino en el lenguaje literal de la igualdadde especie de los veganos: igualdad por razón de especie. Un perro, una vaca, un toro,  un hombre…todos iguales ante la ley,  y, por ende, todos contra las corridas de toros.

Las dos Barbys dicen que si. Hembras iguales en derechos, perra y humana. Una cuenta en instagram para ambas, besos boca/hocico y caricias miles al felpudo de la Barby perra. El por qué al hombre y/o a la mujer  se le exige depilación para suavidad  y a  las perras y perros se las acaricia los pelos es otro asunto psiquiátrico vegana lista de proporciones gilipollescas. Ah. El pelo. El felpudo. Ah. Ahí está. ¿El que qué?. Ah. Un ser vivo sin derechos.

La garrapata. Parásito pero ser  vivo. Tres tenía la perra Barby de la Barby de oxígeno entre el felpudo de su pelo. Grandes, bien comidas, ¿rubias de bote también? Barby mujer las encontró casual, cómo no, haciendo juego con su estilo casual de bolsos casuales y selfies casuales sin querer con sonrisas naturales. Por el tacto. Oh. Que hay ahí, perrita querida, que  bultitos son esos, a ver si te hacen juego conmigo y contigo. Pero la garrapata, ser vivo de vida en huevo, larva, ninfa y adulto, no hace juego con la mascota ni con el rubio tinte del ama de la mascota y del ama perra humana. Hay que matarlas.

Si. Matar a un ser vivo al que se le niegan los derechos de vivir. Una garrapata. Si. Machohembra. Asesinada por el veterinario (el mismo que la vació por dentro para que no procreara , haciendo juego con el fondo de mujer del ama ) de la perra Barby y su ama a juego. Ya no hay veganismos, ni igualdad de especie, ni masacre . Dónde los derechos civiles de las garrapatas. O de las cucarachas. O de las ratas, o de las serpientes, o de la  mosca tse tse. O de…

Llorar por una garrapata ¿No tiene el mismo significado moral ni ético que llorar por un toro? Igualdad de especie. En un mundo nuestro de tinte, de instagram, de impostaciones, de mascotas que son amas, amas que son perras, en un mundo donde todo el mundo habla de amor y de querer y cuando lo hacen es siempre un selfie. En un mundo en el que una mujer siente más haciendo mil selfies antes que un dedo. En un mundo en el que se/ nos queremos  a nosotros mismos.

En ese mundo tan imbécil, superficial, superselfi y supersuperguay el vegano, el animalista, crece y se multiplica. Hipocresía a la vista: Barby rubia princesa delatada por pestañas negras. Igualdad por razón de especie, sin discriminaciones, delatada por los asesinatos de garrapatas que habitan en los lomos de perros y gatos. Perras, gatas, Barbyes… Pero… ¿cómo se pude ser tan gilipollas? 

Twittear