icono-sumario ‘Este problema hoy afecta a mi país, mañana puede ser un precedente más para el resto, porque este problema afecta a todo el universo taurino’

icono-sumario ‘Existe una doble moral con la Tauromaquia, utilizan una profesión legal como argumento político’

icono-sumario ‘El domingo quedó grabado en mi memoria, vivimos unas emociones irrepetibles, distintas a todo lo que me había proporcionado el toro’

Sonriente, Bolívar, tras cortar la primera oreja en el regreso de los toros a Bogotá I JULIÁN VELASCOlinea-punteada-firma1

ISMAEL DEL PRADO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

 

El domingo cortó la primera oreja en la vuelta de los toros a La Santamaría. Pasará a la Historia por ello. Pero, sin embargo, Luis Bolívar anda preocupado. Mucho. El lunes hay demasiado en juego. ‘No veo sentido a que los mismos políticos que han buscado y logrado firmar la paz con la guerrilla, sin embargo, ahora estén promoviendo y buscando el odio por otro lado, abriendo este tipo de heridas con una nueva votación sobre los toros’, afirma contrariado el diestro colombiano.

‘Mi pan y el de muchísima gente peligran, pero ya no sólo es problema de Bogotá, o de Colombia, de todo el universo taurino, es una situación muy delicada y quiero llamar la atención de todos, porque es la hora de actuar, de demostrar nuestra implicación, porque este problema que hoy afecta a mi país, mañana puede ser un precedente más, como Barcelona, y es fundamental que no se vayan amontonando las plazas cerradas’, comenta el diestro caleño sobre una proposición de ley que puede prohibir este lunes los toros en todo el país.

‘Es clave que no bajemos los brazos, ya no sólo en la calle, hoy en día casi todos tenemos unas redes sociales donde manifestarnos cívicamente, cada uno debe contar su experiencia, su vivencia de este mundo y todo lo que le ha aportado, los valores que le ha proporcionado, para que todos aquellos que hablan desde el desconocimiento comprendan la única realidad’, convoca Bolívar que insiste en el poder de la Tauromaquia.

‘Tenemos que darnos cuenta de que somos un gran colectivo a nivel mundial, que tenemos más poder del que pensamos y, por eso, no debemos quedarnos parados, porque nos han estigmatizado sin ningún motivo’, lamentó sobre la persecución sufrida en los últimos años y que se tradujo, en su caso, en amenazas de muerte tras el festejo en Bogotá.

‘Ya está en manos de mis abogados, no voy a consentir estos ataques, porque ni robo ni hago nada que perjudique a mi propia raza, ejerzo mi libertad de expresión, realizando una profesión legal, reconocida, que es patrimonio cultural, dentro de un sector que genera muchísimo empleo, trabajo activo y pasivo, y dinero para las arcas del Estado’, valoró añadiendo que ‘la gente del campo necesita vivir y el toro les da a muchos recursos para subsistir’.

En opinión del diestro cafetero, todo se debe a una ‘doble moral’. ‘No ven más allá, nos utilizan sólo como argumento político, sin el respeto a una profesión apolítica, que quiere cumplir con su cometido en esta vida, que tiene una motivación vital, sin molestar a nadie’, ahondó, enfadado, por ‘la enorme incoherencia que otorga su desconocimiento’.

‘EL BRINDIS A NEGRET ERA DE LEY, EL MOMENTO MÁS EMOTIVO DE TODA LA TARDE’

Sobre el regreso del pasado domingo de los toros a Bogotá, Bolívar reconoció que fue ‘un día único, que quedará grabado en la memoria’. ‘En la mía, por esa primera oreja, pero también en la de toda la afición de mi país, los allí presentes sentimos que vivimos unas emociones irrepetibles, distintas a todo lo que me había proporcionado el toro’, analiza el de Cali explicando que ‘se demostró que la lucha y la defensa que se hizo encontraron su recompensa viendo de nuevo La Santamaría llena y entregada’.

‘Fue muy emocionante, la gente estaba deseosa de vivir de nuevo una tarde de toros, si echamos tres toros más, allí se hubieran quedado el tiempo que hubiera hecho falta’, valoró orgulloso de una jornada cargada de alicientes. De todos ellos, Bolívar lo tiene claro, hay uno que reluce por encima del resto.

‘Me emocioné muchísimo durante el brindis que le hice a Felipe Negret, era de ley, porque sin él no sé qué hubiera pasado en mi país con la Tauromaquia desde hace ya tiempo, lleva un montón de años de entrega, con amor y trabajo desmedido, porque es un luchador incansable que no se ha resentido ni cejado en su pelea, pase lo que pase, sigue ahí, con más aliados, por supuesto, con apoyos, pero el que siempre ha tenido el cuchillo entre los dientes ha sido él’, aplaudió sobre la labor del presidente de la Corporación Taurina de Bogotá.

Ese triunfo en La Santamaría, Bolívar lo añade también a tres más en Cali, Manizales y Cartagena de Indias. Una temporada colombiana en la que viene pisando fuerte. ‘No queda otra que arrear para volver a sonar en España y entrar en las ferias, estoy muy ilusionado, contento al ver que estos años de alternativa que voy sumando me hacen madurar y que lo veo reflejado en mis faenas, por eso ahora mismo estoy en una etapa en la que me apetecé mucho ponerme el vestido de torear, me lo pondría a todas horas’, concluye.