Hitler, junto a su perro Blondi I PETDARLINGlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Sosteniendo que toda sociedad es mejor cuanto más avanzadas sean sus leyes de bienestar animal, la prensa animalista se enorgullece de pedir ciertos aspectos legales de un regimen deformado mentalmente que invirtió recursos en perros mientras asesinaba a seis millones de seres humanos. Efectivamente el animalismo avanzado implica una sociedad mejor.

Apenas hay que adentrarse unos minutos en un buscador de internet para leer falacias que, vistas en la perspectiva que da la historia, son aterradoras. Por ejemplo en el portal Petdarling reproducen la historia de Hitler y su perro Blondi. Alucinen: ‘Todos conocemos al perro pastor alemán, y casi todos los amantes de los perros nos hemos rendido ante este trabajador y hermoso perro. Pero ¿sabías que el perro de Hitler era raza pastor aleman ? Es extraño como Adolf Hitler, una persona capaz de las más aberrantes acciones y el odio más absurdo hacia sus semejantes, a la vez se derretía de amor por su perro favorito (el nombre del perro de Hilter era Blondi ). Descubre una curiosa historia que parece imposible, pero nos vuelve a recordar que a menudo los humanos somos los seres más paradójicos del globo y que aunque nos cueste aceptarlo, un monstruo también tiene corazón’.

Otro portal dedicado a la información de mascotas, Prensa Animalista, no le duelen prendas para loar al régimen nazi por su avanzada legislación en materia de protección animal. A continuación reproducimos un artículo íntegramente que no tiene desperdicio:

No se trata de hacer aquí una apología a Adolf Hitler debido a su amor por los animales, los horrores del régimen nazi son parte dolorosa de la memoria histórica de la humanidad, una historia que esperamos nunca más se repita. Pero la protección de los animales durante el régimen hitleriano son también parte de una historia que se debe recuperar: el nacionalsocialismo creó la legislación más elaborada en materia de protección animal en toda la historia.

Por Carolina Ahumada / Fuente: Ecosofía

Santiago, 11 de noviembre de 2011.- En 1933 Hitler anunciaba que en el nuevo Reich no se permitiría de ninguna manera la crueldad hacia los animales, marcando el inicio del proteccionismo animal en Alemania.

Los Nazis fueron los primeros en legislar leyes contra la vivisección, contra la caza y por el bienestar animal. Las leyes nacionalsocialistas se elaboraron en los tres primeros años del régimen, la primera es de 1933 y se denomina Ley de Protección de los Animales, un año después se aprueba la Ley del Reich de la Caza y en 1935 entra en vigor la Ley de Protección de la Naturaleza, que entre otros tópicos creó una legislación especial para transportar animales en automóviles, prescribió la manera menos dolorosa de herrar a los caballos y buscó hacer menos dolorosa el modo de cocinar una langostas evitando que se cocieran vivas. Pero hay más, el gobierno de Adolf Hitler sería el primero en la historia de la humanidad en prohibir la práctica de la vivisección.

Los temas de la naturaleza tenían gran importancia dentro del partido nacional socialista. Muchos de sus principales dirigentes eran vegetarianos. Las leyes actuales de bienestar animal y ecología en Alemania y otros países son variaciones de las leyes introducidas por los nazis. La tierra madre, sus bosques, ríos, flora y fauna, debían ser preservados para salvar el refugio y sostén de la raza aria que era un deber ineludible.

Los altos mandos del partido nacionalsocialista (nazi) alemán eran ambientalistas y protectores de la naturaleza. Es de conocimiento público

que Hitler amaba a su perra Blondi, pero además -según sus biógrafos- no admitía que se fumara en su presencia, y cuando compartía la mesa con personas que comían carne, les describía con lujo de detalle los horrores del matadero. De hecho, él mismo declaró que “En el nuevo Reich no debe haber cabida para la crueldad con los animales. Por su parte, el respeto a los animales está dado no por su visión utilitarista desde el ser humano, sino por su valor intrínseco

No vamos a defender un régimen que torturó y asesinó a millones de seres humanos convirtiéndose en una de las barbaries más grandes en la historia de la humanidad, pero tampoco vamos a hacer la vista ciega respecto al proteccionismo animal pionero de ese régimen. Como lo señalamos al comienzo, la protección animal durante el régimen de Hitler también son parte de la historia que es importante rescatar.

linea-punteada-firma1