icono-sumario ‘Para mi ha sido un gran referente… cuando Padilla me brindó un toro, me dijo literalmente: ‘Por el legado que había dejado mi padre en la Fiesta”.

icono-sumario ‘Tuve la gran fortuna de poder acompañarle entonces, en el bombero torero, aprender tantas cosas, durante cinco años’

Paco Arévalo con su padre I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Paco Arévalo es uno de los hombres que mas afecto ha profesado a la Fiesta de los toros. Y lo hace desde su afición y su humor. No podría haber sido un aficionado cualquiera, su padre, el ‘otro’ Paco Arévalo, fue durante años uno los intérpretes del cómico taurino mas relevantes de la historia, un genio. Ha muerto a la edad de 100 años. ‘Estaba bien, tenía mucha vitalidad y ánimo, pero hace como una semana que ya no salía de la cama…’, dice Paco Arévalo.

El Arévalo de la escena, el de las bambalinas, el los éxitos en TV y en todos los teatros de España, mamó el humor hasta hacerlo arte y mamó el toreo hasta hacerlo referente de su vida: ‘Para mi ha sido un gran referente… cuando Padilla me brindó un toro, me dijo literalmente: ‘Por el legado que había dejado mi padre en la Fiesta”. Hombre de los escenarios, cómico, su vida nómada le llevaba allí donde había  fiestas, cruzándose y conviviendo en esa itineraria con los otros feriantes, los toreros.

‘Tuve la gran fortuna de poder acompañarle entonces, en el bombero torero, aprender tantas cosas, durante cinco años. Mi padre ha sido un artista, ha sido el mejor que ha habido haciendo de Charlot y de Cantiflas’. Unidos por dos expresiones que dan sentido al ser humano y que portan felicidad: el humor y el toreo. Descanse en paz el torero, con el buen azar de haber vivido un siglo.