Video de la tarde de Morante en Gijón I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

JOSÉ MIGUEL ARRUEGO > Gijónlinea-pie-fotos-noticias

 

Salió abanto el que hizo segundo, animal noble pero un punto soso y tardo, al que buscó las vueltas con gracia Morante. El público, visto el modo de desentenderse de los engaños en los primeros tercios, pidió con fuerza su devolución y formó un guirigay cuando el presidente optó por cumplir el reglamento. Sin atosigarlo, ganándole un paso tras cada muletazo, fue desengañando al de Montalvo hasta dar consistencia técnica y sobre todo artística a la obra, que además de muletazos de gran naturalidad y gusto, sin afectación ni arrebato, aderezó con adornos típicos de su repertorio como molinetes, kikiriquíes… que con tanta personalidad interpreta este torero. Atacó en rectitud con el acero y paseó la primera oreja del festejo. Quien lo hubiera dicho diez minutos antes…

Luego escuchó los tres avisos en el quinto, un toro que, aunque se dejó, careció de transmisión y clase, frente al que Morante se empleó durante largo rato, consiguiendo, con el Concierto de Aranjuez de fondo, algunos muletazos de bonito dibujo. Entró a matar sin convencimiento y los pinchazos se sucedieron hasta el tercer recado presidencial.