Video resumen de la tarde de Morante en la plaza de toros de Cuenca I JAVIER JIMÉNEZlinea-punteada-firma1

JAVIER JIMÉNEZ > Cuencalinea-pie-fotos-noticias

De forma arrebatada en los terrenos de tablas y con la rodilla semiflexionada recibió Morante al quinto, un toro muy noble, pero que no llegó a los tendidos por su falta de fuerza y de casta. Sin embargo, permitió a Morante realizar, tras un quite por delantales, una faena con mucho torería y detalles de la escuela sevillana. Molinetes, faroles y cambios de manos se intercalaron con muletazos templados, esperando con la muleta a la altura del cuerpo la embestida. La condición del toro fue la adecuada para expresarse el sevillano, que tras una estocada en todo el sitio paseó las dos orejas muy protestadas.

Abrió la corrida un toro alto y astifino, que salió descoordinado desde toriles. Tuvo que ser devuelto el astado, pero el presidente lo mantuvo en el ruedo. Morante abrevió nada más coger la muleta y escuchó una sonada bronca.