De Justo, en la plaza de toros de Valladolid I EMILIO DE JUSTO INFOlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Valladolidlinea-pie-fotos-noticias

El sino de la tarde pudo haberse ‘maqueado‘ en guapo si a Emilio de Justo no le da por pinchar a su lote y a Manzanares a un sobrero, quinto tris, de Garcigrande. En realidad, los fallos con la espada se sumaron a una corrida de El Vellosino que tuvo bravura en límites tan escasos que uno de los mejores carteles del abono se quedó en nada. Buena tarde de Emilio de Justo. Buen toreo de Manzanares con la derecha y algún detalle torero, sobre todo, en el cuarto.

El tercero hizo buenas sus armónicas hechuras desde el saludo de capa de Emilio de Justo. El cacereño cuajó al toro con verónicas de seda, muy templado, como ya exhibió apenas 24 horas en el mismo escenario. Se pasó después muy cerca al de El Vellosino en un ajustado quite por gaoneras. El toro, con buen tranco y ritmo, fue buen colaborador. También en la faena de muleta, donde De Justo aprovechó la humillada entrega del astado para ligar las tandas por ambas manos, aunque destacó el toreo al natural. Se perfiló en la suerte suprema con las orejas en su mano, pero los dos pinchazos previos a una estocada entera, dejaron todo en una ovación.

El sexto, agradable de hechuras, fue el toro de mayor movilidad del encierro y con el que Emilio de Justo pudo volver a mostrar su buen momento en la cara del toro. Volvió a lucirse con el capote y, luego, con la muleta dejó un trasteo en el que enganchó las embestidas del animal para enjaretarle dos tandas de derechazos de excelente factura. Mantuvo la intensidad al natural. Todo siempre muy bien ligado. Sin embargo, volvió a atragantársele el acero y los dos pinchazos y media posterior le privaron de pasear algún trofeo. Fuerte ovación.

Lesionado en una pata el quinto, salió en su lugar un sobrero de José Vázquez, que también fue devuelto. Salió así un sobrero de Garcigrande, grande, bien presentado y que ofreció buen juego. Manzanares lo toreó con el capote a la verónica meciendo la tela con mimo. Tuvo clase el de Garcigrande y el alicantino lo toreó con empaque y muletazos de buen trazo, especialmente, en redondo. Llegó así al tendido, también en una tanda al natural, que le robó de uno en uno, con el toro ya más entregado. Sin embargo, con la faena hecha, pinchó dos veces y todo quedó en una ovación.

Más agradable por delante que el anterior, el segundo, con poca presencia para Valladolid, tuvo el gran hándicap de su justeza de fuerzas. José María Manzanares lo saludó a la verónica y trató de cuidarlo durante la lidia, pero luego, en el último tercio, el toro no remontó. Apenas pudo ligarle dos tandas estimables por el pitón derecho antes de que el toro ‘echara’ la persiana. Silencio tras aviso.

El primero de la tarde fue un toro basto de hechuras, de excesivo peso y altura, con mucha caja. Algo que, tras el entonado saludo capotero de Morante a la verónica, acusó el toro a medida que avanzó su lidia. Por eso, el sevillano, apenas pudo lucirse en una faena de muleta en la que dejó unas cuantas pinceladas caras sobre la mano izquierda. Sin embargo, al ver la escasa movilidad del toro y su mínima transmisión, Morante optó por abreviar. Tras dos pinchazos y una media atravesada, fue silenciado.

No anduvo tampoco sobrado de fuerzas el cuarto, de escasa presencia, que, sin embargo, demostró ritmo y clase en sus embestidas. Le sirvió esto último para que Morante dejara un buen ramillete de verónicas, que abrochó con dos medias superiores. Luego, el sevillano trató de hacer faena y lo probó por ambos pitones, pero el astado tendió a defenderse y a buscar el abrigo de las tablas. Pese a ello, dejó una tanda al natural postrera, limpia y muy templada, que no fue suficiente para invertir el ánimo del público. Tras una estocada casi entera, saludó una ovación.

Hierro de Vellosino - España Plaza de toros del Paseo José Zorilla, Valladolid. Tercera de la Feria de la Virgen de San Lorenzo. Dos tercios de entrada. Toros de El Vellosino, un sobrero de José Vázquez (5º bis), devuelto, y otro de Garcigrande (5º tris), de buen juego. Desiguales de presentación, varios de poca presencia y, la mayoría, de feas hechuras. Justos de fuerzas. Aunque algunos tuvieron calidad, blandearon y se defendieron, en general. Incidencias: En el 2º, se desmonteró Rafael Rosa, en banderillas. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Morante de la Puebla, silencio y ovación.
José María Manzanares, silencio tras aviso y ovación.
Emilio de Justo, ovación en ambos.