Así fue la llegada de los restos mortales de Iván Fandiño I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Orduñalinea-pie-fotos-noticias

La multitud esperaba al héroe. El mundo del toro cerró filas en Orduña. Para despedir al último héroe vasco. Sus seres más queridos, su inseparable e incondicional Néstor, la cuadrilla al completo, el fandiñismo entero y sus seguidores más fieles, toreros, ganaderos, empresarios, aficionados y admiradores, todos unidos, en el multitudinario funeral para honrar la memoria de Iván Fandiño este lunes en la Iglesia Santa María de Orduña. Después de una emotiva mañana en el Tanatorio de Amurrio y su posterior incineración en Llodio, la localidad natal del diestro acogió el último adiós al torero fallecido el pasado sábado en Aire Sur l’Adour.

Antes de entrar a la iglesia los familiares, encabezado por su mujer Cayetana, sus padres Paco y Txaro, escucharon emocionados el pasodoble Iván Fandiño. A su conclusión, centenares de personas inundaban todos los rincones del templo para rendir homenaje al torero caído.

A la larga lista de personalidades que se encontraron durante la mañana en el tanatorio, se sumaron toreros como José Tomás, El Juli, Miguel Ángel Perera, Ortega Cano, José María Manzanares, Antonio Barrera, Miguel Abellán, El Cid, Juan José Padilla, Joselito Adame, Diego Urdiales, David Mora, Juan del Álamo, Paco Ureña, Román, Juan Leal, Álvaro Lorenzo, Fernando Robleño, Morenito de Aranda, El Soro, Serafín Marín, Alberto Elvira, Gómez Escorial, Javier Valverde, Paulita, Francisco Marco, Sebastián Ritter, Sergio Aguilar, Francisco Pajares, Antonio Tejero, novilleros como Angel Puerta, la ganadera de Baltasar Ibán, Cristina Moratiel junto con el mayoral, Domingo González, Doña María Teresa Morenés Urquijo, madre de Juan Pedro Domecq, empresarios como Carlos Zúñiga padre, Pablo Chopera y su hijo, Manuel Martínez Azcárate, Rui BentoTomás Entero, el presidente de la Junta Administrativa de Bilbao, Javier Aresti, el fotógrafo Maurice Berho, o el cantante Caco Senante, entre otros.

Antes, las coronas y las flores llegadas desde todos los rincones del planeta taurino fueron depositadas en la plaza de toros de Orduña como recuerdo y homenaje a Iván Fandiño.

Misa solemne. Al compás de los acordes del Agur Jaunak -himno al soldado caído-, Orduña y el toreo entero despidieron a su héroe, en una jornada presidida bajo la premisa del honor, la entereza, la autenticidad y el saber estar. Los mismos valores que tanto llevó a gala y por bandera Iván Fandiño. Los mismos con los que sus familiares y allegados dieron ejemplo en una jornada de duelo y luto por el torero que dio su vida por la Tauromaquia. Solemnidad en la iglesia y una emotiva y sentida ovación de despedida al finalizar la misa. Desgarrado batir de palmas. Rotas las manos de sentimiento. Las lágrimas, a flor de piel. Inevitable reprimir el llanto. Siempre en nuestra memoria. Gure Beti  Bihotzetan. (Nunca Te Olvidaremos).

La Iglesia de Santa María de Orduña, durante el funeral I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1