icono-sumario ‘San Isidro ha de mantenerse en el equilibrio de dar lujo y fuste con carteles de cara producción, porque sirven para ‘lo mediático’ y para dar fuste y categoría, con carteles de costes menores’.

icono-sumario ‘La propietaria de la plaza, Comunidad de Madrid, ingresa con el actual contrato de arrendamiento, alrededor del un 30 por ciento de la facturación anual de Las Ventas’

icono-sumario ‘La Comunidad recauda un dineral de un Bien de Interés Cultural y el Estado no pone ni un euro en sus Presupuestos, haciendo de las leyes una nada inmensa’.

Ni cristo que lo fundó I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

EDITORIAL MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Vivimos priorizando los euros que ingresamos y los gastamos en función de necesidades básicas, de ocios, de aficiones. Un español, ciudadano medio de un estado de bienestar, que cobre el salario mínimo (735,9 euros al mes) lo tiene difícil para esto del ocio. Y los toros, amén de ser para muchos una necesidad casi vital, siendo ocio para la mayoría, es querencia difícil para muchas economías. Afortunadamente ir a los toros en la feria más importante del mundo, es un gasto asequibleMadrid tiene unos precios muy inferiores al resto de las plazas. Para que nos entendamos, la mitad que Sevilla y entre tres y cuatro veces mas barato de Lima. 

Por esta razón, Madrid ha amarrado el público de sol, al pueblo. El que va a insistir en acudir cada año. Cuando el malogrado Fandiño logró el hito de acabar el papel, en solitario, lo primero que se agotó fue… el sol. Y que el precio de la sombra en Madrid, barreras aparte, es bastante asequible. San Isidro ha de mantenerse en el  equilibrio de dar lujo y fuste con carteles de cara producción, porque sirven para ‘lo mediático’ y para dar fuste y categoría, con carteles de costes menores. De esta forma, se justificaría la ‘socialización’ de precios, cuestión que hace de una paradoja, algo aparentemente razonable, que una entrada para un cartel caro cueste lo mismo que una entrada para un cartel barato en costes. Aparentemente.

La cuestión es quien se beneficia de este sistema. Unos dirán que las figuras, que cobran mucho en una o dos tardes. Otros dirán que los ganaderos que se anuncian con las figuras. Otros que la empresa gestora y arrendataria. Supongamos que es cierto. Que este sistema los beneficia. Simplificando la cuestión entre beneficiado y perjudicado, resultaría que la bolsa de toreros y ganaderos mayoritaria, cuyos ingresos u honorarios están a años luz de los ‘beneficiados’, estarían siendo la ‘banca financiera’ de los otros. Daríamos por bueno este asunto, que puede acercarse a una realidad, pero sin dejar de ver que o quien obliga a esta verdad más o menos cierta.

Los grandes beneficiados son otros. Hagamos números. Números que ha de conocer todo el mundo y que cada cual sabe sus conclusiones. La propietaria de la plaza, Comunidad de Madrid, ingresa con el actual contrato de arrendamiento, alrededor de un 30 por ciento de la facturación anual de Las Ventas. Posiblemente esta cifra se quede corta. Esto convierte a Las Ventas en el inmueble público cultural de renta mas cara de toda Europa. Un dato que no dice nada si no decimos que ese dinero no revierte en el toreo. Mucho menos en Las Ventas. Con esta recaudación, el toreo pierde una liquidez sobre ingresos cuya cantidad es tan perniciosa que obliga a que el sistema actual se base en que muchos cobren poco para que pocos cobren mucho. Frase acuñada por un ex empresario de este coso. 

Pero, con esta realidad, la causa de esta desigualdad no es la voracidad de nadie que se vista de luces, más allá de que puedan exigir menos o más, de ningún gestor, de ningún ganadero. La desigualdad nace en el hecho siguiente: que la propiedad se embolsa lo que no produce. La gran y máxima figura del toreo de los últimos años han sido las propietarias de las plazas. Si la máxima figura es la que mas cobra, en Sevilla éstos son los Maestrantes, en Pamplona la Casa de Misericordia y en Madrid, la Comunidad. Ellos dirán que: los Maestrantes hacen obra social. La MECA lo mismo. No es cierto, la obra social la hace el toreo. Los toreros y los ganaderos con el dinero del publico de toros. Las propiedades recaudan, y repartirán como decidan. Pero el dinero resulta una bolsillos que pagan por ver a unos toros y a unos toreros. Anunciada la Pantera Rosa en Las Ventas, no duden que el resultado económico seria otro que anunciar a tres toreros. 

Porque resulta que la sociedad española cree que eso no es verdad si todo lo contrario, que estamos subvencionados. Osea, que un torero que cobra poco respecto a lo que genera en Madrid, encima, está subvencionado. Esta mentira oculta, además, a este verdad: que ese y esos toreros están subvencionando a la Comunidad. Y, para el colmo de un absurdo de mal gusto, resulta que la clase política se afana de tener una plaza de bajos precios, se arroga el buenísimo de ayudar a la fiesta, cuando en realidad está siendo ayudada. Y, en una especie de extraño Síndrome de Estocolmo, en la feria, políticos responsables que se quedan con el 30% de lo que genera el toreo, serán sujetos de brindis, de entrevistas loando su apoyo al toreo. 

En 2010 la Comunidad de Madrid declaró al la tauromaquia Bien de Interés Cultural. Ley que no se esconde al afirmar que la fiesta es ‘un compendio de las Bellas Artes’, inserto en la memoria y conciencia colectiva como pueblo, y es ‘un referente singular y privilegiado’ del patrimonio cultural. El gobierno de la Nación, más tarde, la declaró Patrimonio Cultural de los Españoles. Grandes noticias. Grandes si tras la ley, se cumpliera la ley. Es decir, que la Comunidad de Madrid tratara a la Tauromaquia con el rigor y exigencia que demanda la Ley y la Constitución respecto a un Bien de Interés Cultural. Y si al Gobierno de España hubiera actuado conforme a la ley que probo y tratara a la Tauromaquia como Patrimonio Cultural. Tratarla en Madrid ajustada a la ley, no es recaudar esa dineral, son al contrario. Tratarla como Patrimonio, es, entre otras cosas, dotarla de una partida en los Presupuestos Generales del Estado.

Es inaudito, de actitud de pesebre, y de paludismo del tamaño de una epidemia, glosar a quien, obligado por su propia ley a desarrollarte, a tener futuro, a recaudar cero y gastar mas que cero, encima recauda un dineral. Inaudito. Esta actitud de vasallaje medieval con el amo, es única en el panorama español. La Comunidad recauda un dineral de un Bien de Interés Cultural y el Estado no pone ni un euro en sus Presupuestos, haciendo de las leyes una nada inmensa.

El público de toros ha de saber la verdad de los números, de las leyes, de sus derechos, de sus obligaciones y éstas pasan por que se sepa que el toreo no maneja, ni mucho menos, lo que produce. No necesitamos subvenciones. Necesitamos que no se recaude tanto, diciendo, además, que ayudan. Necesitamos que se cumpla ley. En un estado democrático, afirmar que se necesita el cumplimiento de la Ley es una barbaridad y una vergüenza. 

Nadie se escandaliza porque los Presupuestos Generales del Estado doten con 6 millones de euros al Museo Tyseen en Madrid (de origen privado y a hora gestionado por una fundación con control público). Nadie pregunta por que dinero nos cuesta el Prado ni cuanta dote pública tiene. Ni cuando dinero público va a un supermercado privado de ‘arte’ en Ifema, con ARCO. También hemos de saber que se subvenciona a galerías privadas españolas que expongan en el circuito del mercado elitista de ‘arte’, léase lista completa: Affordable Art Fair Battersea Autumn; Affordable Art Fair Battersea Spring; Affordable Art Fair Brussels; Affordable Art Fair Hämburg; Affordable Art Fair Hong Kong; Affordable Art Fair London Hampstead; Affordable Art Fair Milano; Affordable Art Fair New York; Affordable Art Fair Singapore; Arco Lisboa; Art Basel; Art Basel Hong Kong; Art Basel Miami; Art Beijing Contemporary Art Fair; Art BO. 

Art Brussels; Art,Cologne; Art Dubai; Art Düsseldorf; Art Fair Cologne; Art Fiera Bologna; Art Karlsruhe; Art Lima; Art Los Ángeles Contemporary; Art Miami; Art Paris; Art Stage Singapore; ArteBA; Artgenève; Artissima; Cape Town Art Fair; Ch.ACO Chile Arte Contemporáneo; Code Art Fair; Contemporary Istanbul; Context Art Miami; Context New York; Cosmoscow; Drawing Now Paris; Expo Chicago; FIAC; Fotofever Paris; Frieze Art Fair London; Frieze Art Fair New York; Frieze Masters; Independent Brussels; Independent New York; India Art Fair; Liste Basel; London Art Fair; Miami Project; MIART Milán; NADA Cologne; NADA New York; PARC Lima; Paris Photo; Photo Basel; Photo London; Pinta Miami; Print Art Fair New York; Pulse Miami Beach; SETUP Bolonia; Sp Sao Paulo; The Armory Show New York; The Solo Project Art Fair Basel; Unseen Ámsterdam; Untitled Miami; Untitled San Francisco; Volta Basel; Volta New York; Zona Maco, Zona Maco Photo México.

Las subvenciones son por el hecho de ser españolas y fomentar a  artistas españoles. ¿Saben cuanto dinero suma el de esas ayudas a sociedades privadas con ventas hiper beneficiosas de un arte que jamás llegará a la vista del ciudadano, sino de las élites? ¿Saben que la mayoría de las galerías logran la subvención llevando a un ‘artista’ nacional que cumpla el requisito, pero que no es el negocio en sí de la galería?

Porque en todos esos lugares no se lee Feria de San Isidro ni Plaza de Toros de las Ventas de Madrid, ni Tauromaquia, ni Morante ni el arte del toreo ni la cultura del toreo, ni Cristo que lo fundó.