C.R.V.

Seguir a @Mundotorocom

La mejor, más preparada, tolerante y participativa generación de jóvenes adheridos a la fiesta de toros, está siendo aislada por la nueva versión administrativo/política del toreo. Jamás hubo tantos y tan activos,tantos de un nivel cultural amplio, de un espectro ideológico versátil , capaces de dejarse ver, de estar, de apoyar, de empujar al toreo hacia el lugar que le corresponde en una sociedad moderna y plural.  Con el uso de la redes sociales han logrado tres cosas: una comunicarse a la velocidad del rayo. Dos, conseguir una corriente de aire fresco y potente, tres, hablar con sus iguales, los toreros de su generación: Manzanares, El  Juli, Talavante, Perera, Castella, etc…

Ellos, los toreros, son los que mejor comprenden a esta nueva sociedad civil del toreo. Los únicos, quizá, que han sabido estar a su lado día a día, comprendiendo a su generación, pues de la misma edad son y las mismas preocupaciones tienen.  Ellos, los jóvenes del Foro de la Juventud, los de Valladolid, Jerez, Alicante, Valencia, Salamanca, Sevilla, …son, no ya el futuro, sino el presente de un potencial libre que desea y quiere poner al toreo en igualdad con la sociedad española actual. Tienen otra forma de estar, otra formación, otra voluntad. Abogados, médicos, arquitectos, periodistas, técnicos, … los hombres y las mujeres de la generación de españoles mejor preparada de nuestra historia.

¿Quién les representa? ¿Qué líder les ofrece la política para avanzar en esta nueva construcción del toreo? ¿Quién apela a ellos, quien les consulta, a la hora de argumentar la ILP que se va comenzar a tramitar ya mismo? Según el Ministro Wert y el Subsecretario de Cultura señor Benzo, el diputado Albendea y Don Andrés Amorós, personas tan respetables como absolutamente en fuera de juego,a espaldas y desconociendo a las generaciones de los toreros y de los aficionados y públicos mencionados. No se trata de ir a la contra de una decisión política sino de argumentar , apelando al sentido común de que ha desaparecido en esta nueva oleada administrativo/política,  decir, respetuosamente, pero alto, claro y conciso que ni los toreros se sienten representados por ellos, ni los aficionados de esta generación descrita. Por tanto ni por Wert ni por Benzo.

Con el toreo no se experimenta ni improvisa. No se juega con la oportunidad histórica de que las gentes de hoy dejen al toreo entre las gentes de hoy, sin ira, sin discursos revanchistas, de única defensa, absurdos, frentistas y decimonónicos, como los que se escucharon en al Parlamento no hace tanto. ¿ Quién le va a plantar cara Anselmi, el hacedor de la ILP de Cataluña?  ¿ Benzo? ¿ Albendea? Creemos que ni siquiera saben quién es. A Anselmi sólo le planta cara argumental su propia generación.La que no está  representada ni consultada por el Ministerio.

Sólo el ‘equipo Albendea’ sabe qué y quién. Los toreros, los profesionales, se han enterado por la prensa, logrando la administración una ejercicio de falta de respeto sin precedentes. Sólo ese equipo, que posee una visión de gestión, presente y futuro de la fiesta en absoluto acorde con las  nuevas generaciones, saben que y quién. Hay un grave riesgo. Crear una fiesta administrativa o política a espaldas de quienes son ya el presente.  ¿Tiene el toreo historia suficiente para serlo?. Por supuesto. ¿Ha tenido siempre el toreo carencia de imagen de futuro, de visión de futuro, de gentes de futuro, de personas generacionalmente adscritas a la sociedad en la que se desarrolla? Sí. Siempre. ¿Cuesta tanto comprenderlo?

La de hoy pretende ser una fiesta histórica, pero joven. Una  fiesta con proyecto, con imagen, con mensaje, con aspecto….de futuro.Porque la historia para atrás es de todos, pero el futuro es de ellos. De los que la están empujando, metiendo, argumentando en universidades, colegios, calles, plazas…. de los toreros, los ganaderos, los profesionales de mirada nueva,  y de sus aliados generacionales. Esta nueva sociedad civil de públicos de toros. Esos que ponen los políticos en sus mítines alrededor de ellos, porque les da buena imagen. 

Pero ¿es que no lo ven?

FOTOGRAFÍA: GOOGLE IMÁGENES

Twittear