Bautista llenó y dejó su sello en Vic Fezensac I AMANDINE SEGOTlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

La resistencia del sexto en doblar fue el único obstáculo que impidió a Manolo Vanegas salir del coso de Vic Fezensac en hombros. Destacada alternativa del venezolano que paseó un trofeo, como sus compañeros de terna, y pudo pasear otro más del sexto de un serio y descastado encierro de Alcurrucén y Hermanos Lozano. Juan Bautista destacó con el tercero, en el que realizó una faena de enorme mérito, y Curro Díaz también paseó otro más del segundo.

Cerró plaza un toro que salió suelto del caballo y no tuvo fijeza en banderillas. Luego, tuvo genio. El venezolano, que se hizo presente con un vistoso quite por chicuelinas, lo sacó a los medios. Allí planteó la batalla. Especial lustre una tanda de derechazos que caló en el público. Mantuvo el interés al natural y con las dosantinas y manoletinas finales. Dejó media en buen sitio y, tras un aviso, la tardanza del toro en derrumbarse provocó que no cayera el trofeo.

Antes, rebasaba el reloj las cinco y media de la tarde, Curro Díaz le cedió a ‘Cumbre-Alta’, toro de Alcurrucén, para la ceremonia de alternativa del joven espada venezolano. Un astado mansote y reservón, que esperó en banderillas. Lo brindó a su padre. Una faena en la que mostró el amplio rodaje adquirido en su etapa de novillero, pues solventó con oficio y buena técnica las complicaciones del animal. Estocada desprendida y oreja.

El tercero de Alcurrucén ha sido un toro complicado. Ya lo apuntó en banderillas, tras tomar dos puyazos sin clase. Luego, en el último tercio, mostró mucha violencia y genio. Trató de atemperarlo en la muleta Bautista, con mando por ambos pitones. Por encima del animal. Lo quiso matar recibiendo, suerte que logró en el segundo intento y paseó un trofeo.

Con el hierro de Lozano Hermanos, el quinto, fue un astado muy ofensivo por delante. Serio e imponente, el astado derrochó violencia y agresividad en el peto del caballo, donde trató de quitarse la vara. Mantuvo esa áspera condición el astado en el último tercio, pero Bautista tiró de técnica y oficio para fajarse y robarle algún muletazo estimable, especialmente, en el tramo final de la faena. Ya metido entre los pitones. Ovación.

Curro Díaz paseó un trofeo del segundo en Vic. El diestro jiennense sorteó un toro astifino y muy serio por delante con el que Bautista, en su turno de quites, se hizo ovacionar por chicuelinas. Luego, en el último tercio, el astado, que había salido suelto y sin fijeza en los primeros compases de su lidia, se dejó. Noble condición, aunque le faltó algo más de poder. Faena ligada y con elegantes remates, marca de la casa, que rubricó con una estocada e efecto fulminante para asegurar la oreja.

No tuvo opciones Curro Díaz con el cuarto. Fue un toro que se dejó pegar en varas en los dos puyazos y que, como sus hermanos, no lo puso fácil en banderillas. Ahí se fue orientando y complicó mucho la labor del espada de Linares. Lo intentó por ambos pitones, pero viendo las dificultades del astado de ‘Núñez‘ optó por abreviar. Silencio.

Hierro de Alcurrucén - España Plaza de toros de Vic-Fezensac, Francia. Última de feria. Lleno en los tendidos. Toros de Alcurrucén y Lozano Hermanos (5º), bien presentados y muy serios. Hierro de Lozano Hermanos - España
Curro Díaz, oreja y silencio.
Juan Bautista, oreja y ovación.
Manolo Vanegas, que tomaba la alternativa, oreja y vuelta al ruedo.