Padilla, horrible cogida en Arévalo I REBECA HERNANDOlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Arévalolinea-pie-fotos-noticias

La tragedia sobrevoló esta tarde en Arévalo en un festejo de cara y cruz. La cruz por la dramática y horrible cogida que sufrió Padilla en el cuarto, que le arrancó parte del cuero cabelludo tras perder pie en un par de banderillas. Quedó conmocionado y fue llevado a la enfermería. La cara por el triunfo de Morante de la Puebla, que abrió la Puerta Grande tras desplegar su arte en dos faenas que enloquecieron al público. Un trofeo paseó Perera en un encierro de Garcigrande y Domingo Hernández marcado por la justeza de fuerzas.

Dramática cogida de Juan José Padilla  en el cuarto, que sufrió un golpe en la cabeza que le arrancó parte del cuero cabelludo. Una espeluznante cogida y una imagen sobrecogedora. La cogida sobrevino al perder pie en un par de banderillas. El diestro quedó conmocionado y fue trasladado por sus los subalternos hasta la enfermería.

El arte de Morante se desplegó en el segundo, al que comenzó a torear con ayudados a dos manos en un trasteo lleno de inspiración y de torería. Tras un pinchazo, dejó una estocada y fue premiado con una oreja. Morante volvió a encandilar al público en el quinto de Domingo Hernández, al que toreó solemne al natural. Tras una estocada, fue premiado con una oreja tras fuerte peticion de la segunda.

El alto tercero se empleó en varas después de que Perera brillara a la veronica en el saludo de recibo. El de Garcigrande estaba justo de fuerzas, por eso, el secreto de la faena del extremeño fue no apretarlo, dándole tiempos y distancias en una labor medida bien estructurada. Un estoconazo coronó la obra, si bien Perera hubo de tomar el olivo después de que el toro le hiciera hilo después del momento del embroque.

El flojo sexto condicionó la faena de Perera, que lo toreó con suavidad en una labor que remató de dos pinchazos y una estocada casi entera.

El que abrió plaza fue un toro noble que tuvo mucha duración en la muleta. Muy enfibrado comenzó el trasteo Padilla, rodilla en tierra en el tercio en una labor de alardes y de conexión con el tendido. La lluvia hizo acto de presencia en los albores del trasteo, que remató de estocada casi entera y tres descabellos.

Hierro de Garcigrande - España Plaza de toros de Arévalo (Ávila). Tres cuartos de entrada. Toros de Domingo Hernández y Garcigrande. Hierro de Domingo Hernández - España
Juan José Padilla, palmas y herido;
Morante de la Puebla, oreja y oreja con petición de la segunda;
Miguel Ángel Perera, oreja y palmas.