Video resumen de la segunda de Palencia I CHOPERA TOROSlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Palencialinea-pie-fotos-noticias

Juan José Padilla y Antonio Ferrera pasearon sendos trofeos en una segunda corrida de la Feria de San Antolín de Palencia, en la que destacó el excelente juego de dos toros de Antonio Bañuelos, ovacionados ambos en el arrastre, que destacaron por su clase y nobleza, en el caso del cuarto, así como por su ritmo y transmisión, en el del quinto. Por su parte, Luis David, con el lote de menos opciones, obtuvo silencio en ambos.

El quinto, bien presentado y de buenas hechuras, como el resto del encierro, ofreció buenas prestaciones para el toreo de Antonio Ferrera, que comprobó la franqueza del toro, definido de salida, en un templado quite nada más sacarlo del peto. Luego, la faena tuvo el mismo temple, porque hubo suavidad y despaciosidad en el manejo de la muleta por parte del extremeño, que logró ligar varias tandas meritorias por ambos pitones aprovechando la transmisión del astado. No falló con la espada y paseó un trofeo.

El segundo de la tarde se partió un pitón de salida y hubo de salir un sobrero de la misma ganadería, afincada en el Páramo de Masa burgalés, que deparó un comportamiento áspero y con genio en los engaños. Ferrera, que se lució a la verónica con el capote, estuvo solvente para esquivar a base de oficio estas condiciones del astado y lo toreó con firmeza por ambos pitones, aunque sin lucimiento para el tendido. Pinchazo y media estocada, fue silenciado.

Juan José Padilla cortó una oreja del cuarto, al que saludó con una larga cambiada de rodillas. Fue buen toro el de Bañuelos, pronto y con codicia en los engaños. Esta vez sí quiso banderillearlo y después firmó una faena en la que el toreo fundamental, aprovechando la gran nobleza del toro, estuvo trufado con un buen número de molinetes, martinetes y desplantes en cara del animal. Certero con el acero, paseó una oreja y se ovacionó con fuerza al toro de Bañuelos.

Obligó el público a saludar una ovación a Padilla tras el paseíllo, después, rompió plaza un toro de Antonio Bañuelos bien presentado y que tuvo nobleza, aunque le faltó cierta raza. Padilla declinó poner banderillas y, luego, su trasteo no terminó de llegar al tendido, por este motivo, más pronto que tarde tomó el camino de la espada. Silencio.

Luis David Adame le brindó la muerte del tercero toro de Antonio Bañuelos a su, esta tarde, compañero Juan José Padilla. Puso disposición y mucho tesón mexicano para ayudar al burel a romper hacia delante, pero el astado se mostró siempre agarrado al piso y al que faltó cierta entrega. Labor asentada y llena de aplomo que no encontró calado en el tendido. Como sus compañeros, fue silenciado.

Obtuvo idéntico balance del astado que cerró plaza, un sexto ‘Bañuelos‘ que, a diferencia de sus hermanos, blandeó en los primeros compases de su lidia. Trató de brillar con el capote el azteca, pero no hubo margen con el toro, puesto que su falta de empuje hizo muy complicado que la faena tomara vuelo. Silencio en ambos.

 Hierro Antonio Bañuelos - España Plaza de toros de Palencia. Segunda de la Feria de San Antolín. Media entrada. Toros de Antonio Bañuelos, el 2º, sobrero del mismo hierro, bien presentados. De juego variado, destacaron la nobleza del enclasado 4º, y la codicia y transmisión del 5º, ambos ovacionados en el arrastre. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Juan José Padilla, silencio y oreja tras aviso.
Antonio Ferrera,
silencio y oreja.
Luis David,
silencio en ambos.