icono-sumario ‘Tenemos nueve corridas para plazas de primera en 2017: dos para Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Nimes, Arles, Mont de Marsan y puede que Córdoba’

icono-sumario ‘Con el legado único que tengo entre manos, siento que tengo todo para hacer historia en el toreo’

icono-sumario ‘Es la primera camada completa que he seleccionado yo y tengo una ilusión tremenda por ver los resultados’

Juan Pedro Domecq, en imagen de archivo I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

ISMAEL DEL PRADO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

 

Decía Shakespeare que ‘no hay mejor legado que la honestidad’, una verdad que Juan Pedro Domecq quiere aplicar más que nunca a su ganadería. Suya, por derecho y, ahora también, por ejecución. ‘La camada de 2017 será la primera, desde la muerte de mi padre, que he seleccionado yo al completo y tengo una ilusión tremenda por ver los resultados, pero también seré más responsable que nunca de ellos’. Juan Pedro Domecq y Parladé serán ya ‘un proyecto único’, puesto que del segundo hierro el próximo año ‘sólo se lidiará la corrida de Madrid’. 

‘Prácticamente ya no hago distinciones entre los dos hierros de casa, son parte de un mismo proyecto, y de Parladé, de hecho, sólo lidiaremos ya este año la corrida de Madrid completa y algún toro más suelto que podría ir a Valencia o El Puerto de Santa María’, adelanta sobre el futuro de ‘unos 30 toros de saca, en total, dejaremos también algunos cinqueños para el año que viene, pero poco más’. 

En Lo Álvaro se hace a fuego lento una camada ‘algo más corta que la temporada pasada’. ‘Tenemos una corrida menos que el año anterior, en total 14 corridas de toros, más la de Madrid de Parladé, que se repartirán en nueve corridas para plazas de primera, cuatro de segunda y dos más de tercera’, desglosa antes de enumerar los destinos más relevantes.

‘Los cosos de primera ya están todos definidos, volveremos a ir dos tardes a Las Ventas y estaremos en Valencia, Sevilla, Zaragoza, Nimes, Arles, Mont de Marsan y, posiblemente, Córdoba, que es la que aún está por cerrar’, detalla el ganadero dinástico que vuelve a tener en sus cercados ‘todos los pelajes característicos de esta sangre y que, además, tratamos de mantener, desde el jabonero al burraco pasando por los colorados, castaños y negros’.

Toro de Parladé lidiado en San Isidro 2016 | LASVENTAS.COM

‘UN LEGADO PARA HACER HISTORIA’

Un abanico que también queda de manifiesto en el comportamiento de sus toros: ‘Con el legado único que he recibido de mi padre y que tengo ahora entre manos, siento que tengo todo para hacer historia en el toreo’.

‘Estoy al frente de una ganadería que es raíz de otras muchas ganaderías tan diferentes entre sí, con tantas formas distintas de embestir en el ruedo y que ha permitido desarrollar su propia personalidad a tantos ganaderos… Todo esto convierten a mis toros en algo único en el mundo’, valora orgulloso.

‘Soy consciente de que lo que afirmo y del lugar que ocupo, por eso la responsabilidad es todavía mayor’. Pese a ello, el criador de bravo no cree que haya grandes diferencias con el trabajo que ya venía realizando antes del fallecimiento de su progenitor con el segundo hierro de la casa.

‘El criterio de selección ha sido y será el mismo que he hecho en Parladé desde 2003, busco esos mismos parámetros de bravura, poder y transmisión, sólo que ahora la base genética para desarrollarlo es mucho más potente’, concluye Juan Pedro Domecq. En marzo, con las ferias, llegará el momento de recoger los frutos de la esperada cosecha.