ÁLVARO ACEVEDO

SEVILLA (España). A Rafael de Paula le han dado la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. No sé si habrá alguien que lo merezca igual, pero más que este jerezano del barrio de Santiago, seguro que no. Aprovechando la distinción, le hemos llamado para darle la enhorabuena y de paso, le hemos pedido permiso para hacerle una pequeña entrevista. Quince minutos al teléfono hablando con Paula es un privilegio. Esto es lo que un genio tímido, sincero y paciente, le contó a mundotoro.

¿Maestro, cómo se enteró de que le habían concedido este galardón?

Me enviaron un fax del Ministerio de Cultura el sábado pasado firmado por la señora ministra.

Y usted, que lo que le ha gustado siempre ha sido torear y pasar desapercibido, ¿cómo ha recibido la noticia?

Pues la verdad es que estoy muy agradecido por la distinción. Antes se la dieron a Curro Romero, a Antonio Ordóñez que en paz descanse y a otros. Para mí es un orgullo, pero lo más hermoso es que se lo den a un torero porque eso significa que al toreo se le concede la categoría de arte.

¿Qué es el arte?

Con palabras no lo puedo explicar. El artista es nacido de las entrañas de su madre, y por tanto el arte es una concepción, un sentir, una ejecución… Sería imposible decir qué es. Sólo sé que lo plasma quién lo concibe.

¿Y quién da el arte?

Si hay un Ser Supremo, ése es el que tiene que darlo, porque de algún lado tiene que venir.

Belmonte dijo: “Se torea como se es”. ¿Está de acuerdo?

Sí. Me identifico totalmente con esa frase. Además tiene todo el sentido del mundo. Yo toreo como soy y no podría ni torear ni ser de otra manera, con mis defectos y mis virtudes, desde luego.

Pues usted es, como muchos artistas, algo tímido.

Porque el artista nace, e igual que el arte no se puede enumerar, tampoco cabe alardear de él. Yo no he conocido artistas, en la faceta que quieras, que hayan sido presuntuosos. A mí tampoco me ha gustado serlo, porque además, si el arte es algo tan grande, ¿para qué vas a alardear de que lo tienes? El arte hay que llevarlo por dentro.

Lo pasará fatal cuando en la calle lo observan con esa admiración.

Bueno, hay gente pa tó, como decía el filósofo. (Risas). Algunos me miran con admiración y otros de otra manera bastante menos agradable.

¿Ve actualmente pocos toreros de arte?

Ahora mismo no proliferan, aunque a lo mejor los hay pero no los conozco. Yo no he visto a todo el escalafón.

¿Es por el tipo de toro que sale?

No tiene nada que ver. El toro, como siempre se ha dicho, pone a cada cual en su sitio. A lo mejor es por la época en que vivimos. La verdad es que no sé porqué será.

¿Va usted poco a los toros?

El año pasado fui cuatro o cinco veces a la plaza de El Puerto, y por la tele, aunque no me gusta, también veo mis corridas.

¿Pasa mucho miedo?

Lo paso malamente.

¿Para torear como usted, hay que ser gitano?

No. Hombre, lo que sí creo es que el torero gitano tiene eso, características gitanas. Eso no significa que para torear con arte haya que ser gitano. El arte es universal y no hay discriminación de ningún tipo.

¿Qué hace ahora Rafael de Paula?

Llevo un tiempo sin rumbo fijo, pero yo he sido siempre imprevisible, ¿verdad? Algunos pueden creer que me he retirado porque cuando un torero está dos años sin torear, lo normal es pensar eso, pero de mi boca no ha salido que me haya quitado.

¿De qué depende que vuelva usted a torear?

Lo primero, de que me lo pida el cuerpo. Cualquier día me acuesto de una forma y me levanto de otra. Cualquiera sabe…



… biografía de RAFAEL DE PAULA

… Rafael de Paula, Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes

… Homenaje a Rafael de Paula en sus cuarenta años de alternativa

… Rafael de Paula, emocionado por el homenaje de Jerez