PATRICIA SÁNCHEZ

MADRID (España). La publicación de un informe anónimo en diversos medios de comunicación españoles ha provocado un revuelo en el mundo taurino. En este informe, al parecer remitido por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se afirma que durante años los ganaderos de lidia alimentaron a los toros con piensos prohibidos. Para el Ministerio de Agricultura, según el citado informe, “los ganaderos habrían empleados harinas cárnicas durante el último año de vida del animal (4 ó 5 años), para conseguir así un acabado morfológico del animal de acuerdo con los gustos del público taurino actual, gusto muy equivocado en ciertos aspectos”. Dicho estudio habla sin pudor de ´fraude´ en la alimentación de ganado. Mundotoro ha entrevistado a ganaderos y fabricantes de pienso para aportar nuevos e inéditos puntos de vista.

Hergova es una de las fábricas extremeñas que fabrica piensos desde hace años, no en vano ha sido proveedor de ganaderías como la de El Torreón o de la de Gabriel de la Casa, entre otras. Su portavoz lo tiene claro : “No se utilizan proteínas animales en los piensos de lidia. Los ganaderos de bravo obtienen las proteínas necesarias en las leguminosas, principalmente en los altramuces y la soja, que se importa de Estados Unidos”.A la pregunta de si es posible que se hayan utilizado harinas cárnicas, el representante de la fábrica argumenta: “Yo no lo puedo afirmar con seguridad, pero la proteína que se usa para los piensos de las ganaderías de lidia es vegetal. No hay otra forma para engordar al animal que la de toda la vida, en lugar de darle cuatro kilos, darle ocho, no hay más”.

La elaboración de los piensos queda clara; sin embargo, hay muchos que podrían pensar que las harinas animales podrían venir camufladas en los correctores, unos complejos vitamínicos que muchos ganaderos añaden a los piensos con el fin de evitar posibles carencias que podrían aparecer en el desarrollo del animal. También hemos querido conocer la opinión del responsable de una de las empresas que suministra a los ganaderos estos productos, César Sánchez, quien está convencido de que la proteína empleada en los piensos es vegetal. “No es cierto que haya proteína animal y menos en los correctores. Estos son sólo compuestos vitamínicos, de vitaminas A, B y C, y algún que otro componente, dependiendo de la carencia específica de cada animal. Algunos ganaderos, a la hora de hacer su pienso, añaden cereales, leguminosas y algunos que quieren introducir algo de grasa suelen añadir aceite de palma, que es vegetal lógicamente, pero nada más”.

Julio Fernández, veterinario de la Unión de Criadores de Toros de Lidia cree que ” es muy poco probable que algún ganadero haya empleado harinas cárnicas para la alimentación de sus reses. Nadie puede asegurar con absoluta firmeza que no, pero es casi imposible. Lo ganaderos sacan las proteínas de las habas, nada más”.

“Además, es improbable que incorporen proteína animal al pienso porque subiría la proteína que lleva ya de por sí. La Unión lleva años realizado estudios en España sobre la alimentación del toro de lidia, que entre otras cosas es la más tradicional que existe. Nunca hemos detectado ningún caso en el que un ganadero utilizase harinas cárnicas”.

Puestos al habla con algunos ganaderos, son muchos los que elaboran ellos mismos el pienso para evitar posibles suspicacias. Así lo hacen Francisco Medina o Luis Algarra,por ejemplo, entre otros muchos. Éste último lo elabora con productos que ellos mismos cultivan en sus tierras: “Nosotros lo hacemos en casa, con habas, avena y cebada. Son cereales propios que luego simplemente molemos”. Otros ganaderos prefieren, sin embargo, comprar el pienso a algunas de las fábricas existentes. Este es el caso de Adolfo Martín, quien lo encarga “a una casa de Navalmoral de la Mata, que me lo elabora con los ingredientes que yo les digo. La verdad es que estamos tranquilos porque sabemos que es de confianza. Existen dudas, porque hay malintencionados que dicen, que pueden habernos metido proteínas animales en los piensos de arranque para becerros, en los tacos, pero esto no es verdad. Estamos tranquilos porque sabemos que son proteínas vegetales”

Ganaderos, veterinarios y fabricantes coinciden una vez más al afirmar que la alimentación del toro de lidia es la más tradicional de la de todos bovinos, por lo que es muy poco probable que apareciese en la cabaña de bravo un caso de esta dramática enfermedad.

… comunicado de la UCTL

… más información