Video resumen de la última de la Virgen de la Vega en Salamanca I CHOPERA TOROS linea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Salamancalinea-pie-fotos-noticias

Como un ciclón desatado por Salamanca en la tarde del gran cartel. Con la suerte de cara, sí, pero también con la actitud de los que están convencidos de que el primer lugar es posible. La corrida echó un toro estrella, el tercero, logrando Roca Rey la conquista del toro y del público, que ya le esperó con el viento a favor para el sexto. Hubo una pelea soterrada en La Glorieta, pues, con un lote pésimo, sólo la espada le privó a El Juli de defender como figura su cetro. Una faena inteligente y suave de Ponce abrió plaza en una tarde de ‘llenazo‘ como en épocas pasadas. Pleno de un Roca Rey en plenitud en La Glorieta en su camino hacia la cima.

El tercero fue un castaño de buen tipo, que salió también sin celo. Cumplió a medias en el caballo. Puso la plaza el pie Roca Rey en un quite por altaneras. Complicado en banderillas, brindó al público el peruano que comenzó por alto en el centro del ruedo. La primera tanda, con el toro respondiendo bien con fuelle. En la segunda, se ajustó con él con emoción y el toro respondió bien en una gran tanda. Se dio cuanta pronto de que debía perderle un paso, porque si no el toro se aflige y así lo hizo. Paso a la izquierda y ligó una tanda donde se vio que el toro es pronto, humilló, y, a partir de ahí, subió la faena en una tanda con la derecha muy ligada, con el toro respondiendo por abajo. Los pases sin fin girando el cuerpo levantan al público sin más. Gran toro y gran Roca Rey, aunque, a veces, él algo amontonado por querer imponerse en terreno y mando. En las bernadinas finales, no se lo llevó por delante de milagro, de lo ceñidas que son. El público, otra vez en pie. Parte de la gente pidió el indulto, tras una faena de gran emoción y calado en el tendido. Estoconazo final. Dos orejas y vuelta al ruedo al toro.

Cerró plaza un toro noble algo desigual en la continuidad de sus embestidas y a veces arrollando si se estaba encima de él. Inició Roca Rey con pases cambiados que meten al público en la faena enseguida y tandas ligadas de figura asentada, tratando de darle al toro más profundidad de la que tiene. No es mal toro, pero le faltan finales.  Muy metido el torero y también el público en la faena con un toro noble, pero manejable sin  más. Un cañón con la espada: otras dos orejas. 

El segundo fue un toro con buenas hechuras. Bajo. Estrecho de sienes que salió manseando igual que el anterior, dándose la vuelta al revés y queriéndose ir. En el caballo, hizo sonar el estribo. En banderillas, resultó muy complicado y cortando. El Juli lo sobó dándole celo para que no se vaya. El toro no se fue pero pasó siempre soltando la cara demasiado. Sin emoción. Sin clase. Y pasó porque le dejó la muleta. No le apretó nunca con la izquierda, lo toreó con los vuelos, pero el toro sigue haciendo lo mismo. No se aburrió pese a ello El Juli y, después de sobarlo y sobarlo, comenzó a ligar pases corrigiendo en parte ese defecto y otros del toro. Toques precisos y largos muletazos. Una faena de torero convencido y a más, porque con este toro nadie da espectáculo. Estocada trasera. Sonó un aviso, porque no dobló el toro, necesitó de dos descabellos. Grandiosa ovación. Pierde una oreja de peso.

Colorado bajo y abierto de cara, el quinto prometió el galope que no tuvo. Al contrario. No tuvo inercia y le costó seguir la muleta en una faena, donde El Juli tiró de él una y mil veces para que la siguiera. Desde el toque fuerte, hasta la mano baja, fue la medicina buena por los dos pitones. El final del muletazo tuvo escasa entrega y costó ligarle, pero El Juli lo logró. Toro deslucido y poco agradecido al que el de Velilla realizó una faena notable. Pero la espada hizo guardia y perdió otra oreja. Sonó un primer aviso y dejó la estocada entera. Hizo gestos de no salir a saludar la ovación por esa mala colocación de la espada. Ovación.

Rompió plaza un toro que salió sin celo y echó la cara muy arriba en el caballo. Arrolló en banderillas. En la muleta hizo como en el capote, que tuvo poco celo y Ponce lo sobó con paciencia sin quitarle la muleta de la cara. Ahí el toro embistió con nobleza. Cada vez que quiso irse tras un pase, el valenciano lo buscó con cuerpo y muleta. Como tuvo la raza justa, pues terminaba el muletazo yéndose. Pero Ponce, lo entendió perfecto y lo ligó suave y largo en una faena paciente. El final, con la pierna flexionada muy torero. Espadazo y oreja.

Basto de tipo, el castaño cuarto le hizo un extraño feo por el pitón derecho en el capote a Enrique Ponce. Cumplió en varas bien y arreó fuerte en banderillas. Tuvo mucha movilidad y más raza que bravura. Ponce quiso imponerle un ritmo que el toro no tiene, a pesar de ser buen toro, pero exigente por la raza. A mitad de faena, el toro se va cerca de chiqueros y la faena decae. Y el toro. Poncina final con un toro exigente. Tras tres pinchazos, escuchó dos avisos y saludó una ovación.

Hierro de Domingo Hernández - España Plaza de toros de La Glorieta, Salamanca. Última de la Feria de la Virgen de la Vega. Lleno en los tendidos. Toros de Domingo Hernández y Garcigrande (4º), de buena presentación. Hubo un gran toro, el 3º, premiado con la vuelta al ruedo. El resto, de baja nota, el de peor condición, el 2º. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Enrique Ponce, oreja y ovación.
El Juli, gran ovación tras aviso y ovación.
Roca Rey, dos orejas en cada uno de sus toros.