Joaquín Galdós, triunfador en Acho I AFICIONPERUlinea-punteada-firma1

LUIS MIGUEL LEÓN – AFICIONPERÚ > Lima linea-pie-fotos-noticias

Se tomó el festejo como lo que era -el más importante de su carrera había dicho en los días previos- y Galdós no falló ante sus paisanos ni se falló a sí mismo. Aprovechó a la perfección el mejor lote de un variado encierro de Daniel Ruiz pero su éxito lejos de ser localista, resultó convincente, como su toreo, que dejó huella en Acho. Otra oreja cortó Roca Rey, al que vinieron pequeños dos enemigos medidos de raza a los que tuvo que poner mucho el limeño. Ponce por su parte se estrelló con dos animales de escasa fortaleza y reducidas prestaciones.

Joaquín Galdós cuajo una gran faena al tercero, un buen toro al que saludó con una larga de rodillas en el tercio. Lució al astado en el inicio de la faena, citando de lejos y dentro de una labor sólida, compacta y maciza, sobresalió el manejo de la mano zurda, porque hubo naturales con clase y sentimiento. Todo muy torero. Los ayudados por bajo fueron el prólogo a una gran estocada, pero, a pesar de la petición unánime, el palco, de modo injusto, sólo concedió un trofeo.

Al sexto lo saludó a portagayola y después de un ovacionado saludo capotero hubo series de excelente trazo muleta en mano, lentísimos algunos, sintiéndose. Estuvo la faena adobada además con trincherazos y pases de las flores muy toreros. Otra faena de mucho nivel frente a otro astado de buen juego que aprovechó a la perfección el joven torero. Después de una estocada entera las dos orejas esta vez fueron inapelables. Como su triunfo y como su tarde. Incontestable.

Roca Rey saludó al segundo con un variado surtido de lances, y en el quite volvió a hacer gala de su versatilidad capotera. Le faltó al toro transmisión pero el torero nacional demostró a sus paisanos su estatus con una faena recia, autoritaria, poniendo el empuje que el faltaba al animal. Los cambiados por la espalda de inicio y las apretadísimas bernadinas llegaron mucho al público, que incluso pidió la segunda oreja.

La labor del Roca Rey ante el quinto fue una demostración más de la capacidad y el valor de este torero. Le faltó chispa al toro, pero el peruano puso todo y más en una obra de mucha actitud y carácter. El público rugió al ver cómo el torero se apretaba con el astado pero, lamentablemente, dos pinchazos y una estocada algo desprendida frenaron la euforia.

Protestó mucho en los engaños el primero de la suelta, debido principalmente a su medida fortaleza. Ponce empezó faena por bajo, sometiendo al animal, y limó la aspereza del toro espaciando los muletazos, pues el animal se defendía cuando tratabas de ligar los pases. Vendió mucho cada cite, cada embroque y el público entendió el esfuerzo del maestro valenciano, que fue obligado a saludar tras media estocada de efecto fulminante.

El cuarto además de poca raza tampoco estuvo sobrado de fortaleza. Ponce lo intentó. Brindó al público, pero las constantes claudicaciones del astado impidieron que la faena adquiriera continuidad. Después de un pinchazo y una estocada entera escuchó algunas palmas en reconocimiento a su esfuerzo.

Hierro de Daniel Ruiz - España Plaza de toros de Acho. Primera corrida de toros de la Feria del Señor de los Milagros. Lleno. Toros de Daniel Ruiz, de variada presencia y juego. Destacaron tercero y sexto. De menos opciones primero y cuarto por su poca fuerza. Logotipo mundotoro crónicas
Enrique Ponce, ovación y aplausos
Andrés Roca Rey, oreja con petición de la segunda y aplausos
Joaquín Galdós, oreja con fuerte petición de la segunda y dos orejas
Incidencias: Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de Iván Fandiño, Victorino Martín, Dámaso González y Gregorio Sánchez. Se desmonteró en banderillas Dennis Castillo.

linea-punteada-firma1