MUNDOTORO
Seguir a @Mundotorocom

Valencia (España).Enrique Ponceha dejado esta mañana de jueves la Clínica La Salud de Valencia y se dirige a Madrid, donde será operado de la clavícula. Tras dos días recuperándose en el centro médico valenciano del percance sufrido el pasado martes, el torero de Chiva ha sido trasladado a la capital.

Antes de su salida de Valencia, el propio torero explicó que ‘ no me pongo plazos, pero me gustaría estar en Sevilla.La clavícula va a mandar en el tiempo de recuperación. La cornada se curará y listo, pero la fractura requiere una operación y una posterior rehabilitación. No me pongo plazos porque todo es muy reciente, pero me gustaría estar para Sevilla. Vamos a ver cómo me voy recuperando‘.

Ya más en detalle sobre lo sucedido en el momento del percance, el torero de Chivareflexiona sobre aquellos angustiosos momentos: ‘ En el toreo casi siempre la diferencia entre que te coja un toro o no te coja está en un centímetro e incluso un milímetro. Era consciente de que tenía las dos orejas cortadas y tenía que matar al toro bien. Entré consciente de que me la jugaba y el toro me prendió por la banda del vestido y me quedé enganchado‘.

Hubo mala, pero sobre todo buena suerte: ‘ Sí. La mala suerte es que hizo por mí en el suelo y me dio la cornada en la axila. La buena suerte es que el pitón fue esquivando venas y arterias que hay en esa zona y llegó hasta el cuello sin hacer mucho daño. Sentí perfectamente como el pitón me llegaba hasta el cuello, tengo que dar gracias a Dios‘.

Y antes de entrar a la enfermería, dolorido y sangrando, un gesto de figura, de ambición: ‘ Me percaté desde el primer momento-de la gravedad- y quise permanecer en el ruedo hasta ver morir al toro e irme con la imagen de los dos pañuelos asomando en el palco para ir al quirófano más orgulloso y satisfecho. Entre comillas, más contento‘.

FOTOGRAFÍAS: ALBERTO DE JESÚS

Twittear