Vídeo del triunfo de Ponce en Colmenar Viejo I JOSÉ MIGUEL ARRUEGOlinea-punteada-firma1

JOSÉ MIGUEL ARRUEGO > Colmenar Viejolinea-pie-fotos-noticias

Se dejó mucho el quinto con el que Padilla, sustituto de Cayetano, se despidió de modo exitoso de Colmenar. Banderilleó y muleteó el jerezano al calor de las peñas y dio fiesta al animal en una faena alegre coronada de una efectiva estocada.

El cuarto tuvo más alzada y sin ser mal toro fue algo más basto que sus hermanos. Animal noble aunque tardo, al que costó humillar. Suerte que cayó en manos de Ponce, que con el toro medio marca muchas diferencias. Le sopló dos cambios de mano al ralentí, a la altura a la que el animal embestía, y sin obligarlo, sin molestarlo, consiguió dar hilván a la faena. Cuando se acabó el gas de su enemigo se metió entre los pitones y con mucha naturalidad se dejó llegar los mismos a la barriga. Sin darse coba ni hacer ostentación. Una oreja que solo una figura del toreo es capaz de cortar.

Con cuello, corto de manos, el segundo marcó pronto querencia y se marchó a terrenos de toriles en el tercio de varas. Rehuyó la pelea luego, y apenas se desplazó en la muleta, muy agarrado al piso. Padilla desistió pronto.

Bajo, bien hecho, astifino, estrecho de sienes y enseñando las palas, el primero de la suelta tuvo nobleza y resultó obediente y permitió que Ponce lo muleteara con relajo y naturalidad por el pitón derecho en una faena de agradable dibujo. Le faltó una miaja de fuelle al toro en la fase final de un trasteo que defendió bien el maestro valenciano, que se quedó sin premio por el pinchazo que precedió a la estocada.