Que el toro no es el fin sino un medio para fines espúreos es la conclusión. Que se está manipulando la buena fe de las gentes, sobre todo de los más jóvenes, es una evidencia que reclama acciones urgentes. Mundotoro.com reveló hace unas fechas la identidad del líder de la ILP (Iniciativa Legislativa Popular) que trata de poner fin a la fiesta de toros en Cataluña. Un argentino de Rosario Llamado Leonardo Anselmi Raffaeli. Un personaje de extrañas habilidades y capacidades,  que declara ser asesor de más cien políticos catalanes y haber creado más de una veintena de organizaciones animalistas, en las que la abolición de la fiesta es uno de los argumentos centrales. Insistimos, un medio para llegar a un fin no tan bohemio. Porque estamos ante una trama de intereses a desvelar que tienen un vehículo superior con una estructura sectaria y armada internacionalmente. El veganismo. Y sus organizaciones.

Quizá sea la clave. Al menos es una gran evidencia. Este medio ha podido comprobar que Leonardo Anselmies un vegano confeso. El veganismo es una alternativa ideológica, con algunas organizaciones consideradas como sectas en varios países, que trata de igualar en derechos a los animales con el propio ser humano, aunque el primer argumento sea la declaración de una dieta alimenticia vegetariana. “El veganismo considera que todos los animales poseemos sistema nervioso…lo que en es en definitiva la capacidad de sentir que nos convierte en iguales”,afirman. Anselmi, que asegura llevar ocho años en España y que se declara vegano y predica esta ideología, viene de uno de los países en donde más ha proliferado esta ideología, Argentina. Muchas asociaciones internacionales de consumidores, movimientos católicos, periodistas… que  analizan el movimiento vegano no se cortan al declararlo como una secta absoluta. Y muestran ejemplos. Casos delictivos de sus extremistas, conexiones de intereses, que son motivo del reportaje.Veganos y animalistas han sido considerados personajes históricos execrables.

El veganismo ha proliferado de forma alarmante en Argentina, y de ahí a varios países latinoamericanos, asunto también documentado en el próximo trabajo. Como se documenta que la forma de captación de los veganos es sectaria (de secta). Raffaeli viene de un país donde el veganismo tiene ya una red social y económica en restaurantes, tiendas, webs de captación, luchas activas, captación de jóvenes, etc…que se está trasladando (globalizando, internacionalizando) hacia otros países. Por ejemplo, Barcelona, en donde ya proliferan establecimientos y negocios de este tipo, Incluso la UB, Universidad de Barcelona, tiene ya un comedor vegano. ¿Coincidencia? ¿Coincidencia también en el espacio y tiempo de la proliferación del veganismo suramericano a través de Argentina? ¿Coincidencia de que en ese mismo espacio y tiempo se hayan promovido y promulgado leyes de defensa de los animales en seis países del cono sur americano? ¿Coincidencia que se argumente para ello con la ‘solidez’ del maltrato animal de las corridas de toros?

Mundotoro prepara la publicación de un reportaje que revela acciones, conexiones, intereses, acciones delictivas extremistas, y que deja en evidencia un trabajo estructurado de un personaje (que no puede estar actuando en solitario) que, de forma paralela, ha tratado el tema del fin de los toros como medio para introducir su discurso vegano. Por ejemplo, declarar antitaurinas a más de cien localidades en España, Portugal, Francia y Suramérica QUE JAMAS DIERON TOROS, introduciendo al mismo tiempo su religión, el veganismo. Y su negocio. Coinciden: primero mensaje antitaurino, leyes y declaraciones anti, y, justo después, montaje veganista ¿A quién le interesa esta filosofía del animal igual al hombre?.¿ Hay un negocio multinacional floreciente que puede verse interesado en financiar a estas organizaciones? ¿Qué es PETA, esa organización que manda desnudar a sus gentes por los sanfermines y que han sacrificado a MILES de animales y cometidos actos delictivos?

Mundotoro agradece el aliento y el apoyo de todos los compañeros que han difundido y animado estos trabajos. Gana el periodismo y, posiblemente, la verdad. Informarse es poder acceder a la verdad .Al menos, posibilita conocer realidades, causas, consecuencias, intereses… Lamentablemente no podemos agradecer ni el aliento ni el apoyo de las gentes del sector. No las ha habido. Será que vivimos en mundos paralelos que no tienen intereses comunes. O que estamos equivocados y que no existe nada de lo publicado. O, sencillamente, que es la hora de la sociedad civil. El periodismo siempre fue sociedad civil. Es una de sus razones de ser.