icono-sumario ‘Mi tauromaquia requiere tiempo y asumir riesgos pero en ella me siento feliz’

icono-sumario ‘¿Ojeda? Qué más quisiera uno que parecerse al maestro’

icono-sumario ‘Lo de Madrid sirvió para que me conozcan. Ahora viene lo complicado’

CX8C4821Juan Leal, en el pasado San Isidro I ALBERTO SIMÓNlinea-punteada-firma1

JOSÉ MIGUEL ARRUEGO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

Ha sido una de las sorpresas del último San Isidro. Un abono con un total de seis confirmaciones que aportaran aún más intensidad al caudal de sangre nueva que brota últimamente en el toreo, y en el que Juan Leal, con una corrida de impresionantes hechuras, se presentó en la ‘Champions League’. Fue en la Corrida de la Prensa. La tarde se puso cuesta arriba porque Mira-bajo, el Pedraza de la ceremonia, no le dio ninguna opción al torero de Arles. Fue la antítesis del toro soñado. Se fue al traste cualquier posibilidad de triunfo. Muy larga seria la espera hasta el sexto…

Juan Leal: ‘Si la verdad que sí. Pero nunca perdí la fe porque yo sabía que a poco que me ayudara ese sexto lo iba a poner todo de mi parte para intentar expresar mi concepto. He elegido una profesión muy dura y aquí no caben las lamentaciones o excusas. Solo tiene premio lo que seas capaz de transmitir y demostrar con el toro que toque. Lo mínimo que podía hacer para agradecer la confianza que se depositó en mi era pasar la línea roja. Es lo único que me permitió el de Pedraza’.

Mundotoro: Habla como si fuese fácil…fue un ejercicio de valor fuera de lo normal. Y la prueba es que se rindió de forma unánime la plaza, todos sectores convencidos.

Juan Leal: ‘Si la verdad y es de lo que más me siento orgulloso. Poner de acuerdo a la plaza más importante del mundo atormentaba mis noches. Sin llegar a poder redondear mi labor no me olvidaré nunca de las sensaciones que invadieron mi mente. Es una mezcla de sentimientos que solo se pueden encontrar en la cara de un toro. Estoy convencido. Me mandó un mensaje el maestro Juli y entre otras cosas me decía: ‘Esta profesión a veces es ingrata pero lo más importante es la satisfacción interna de lo que has hecho…’ Y es así’.

Mundotoro: ¿Es ingrata la profesión?

Juan Leal: ‘Hombre no es un camino de rosas, pero sé a dónde me gustaría llegar. Creo que mi carrera desde su inicio tiene un norte, y lo más importante, también tengo muy definida mi forma de expresarme, la que me hace feliz en la cara del toro, y que quiero compartir con los aficionados. Quizás mi tauromaquia requiere más tiempo y asumir unos riesgos distintos pero en ella me siento torero y feliz’.

Mundotoro: Como se reflejó en varias de las crónicas del festejo, incluida la de este medio, un concepto eminentemente Ojedista

Juan Leal: ‘Si claro, por qué negarlo, pero más quisiera uno parecerse al maestro. Él tenía una personalidad irrepetible. Yo solo pretendo interpretar el toreo que siento y por supuesto entrar en el terreno que quema cuando de verdad tiene importancia, al inicio de la faena. Entrar en un toma y daca con la bravura intacta del toro. En esto sí, quiero beber en la fuente del Maestro. Casi nadie lo ha conseguido. Pero esto requiere tiempo y torear mucho’.

Mundotoro: ¿Sigue vigente el ojedismo en el 2016?

Juan Leal: ‘Es evidente su legado en la tauromaquia actual. Pero lo importante para mi sería llegar a dictar mi voluntad al toro en su fase indómita. Cuando todavía no le haya obligado a aceptar el engaño como enemigo. Que no haya trampas entre nosotros. Un acto de fe recíproco. O de confianza mutua como lo define el maestro Ojeda. Intentarlo ya me ha valido muchos disgustos y algunos días de cama. Pero cuando lo consigo aunque sea medias como con el toro de Pedraza en Madrid, le da un sentido a mi vida’.

Mundotoro: Un planteamiento atípico en una época en la que se le da mucho sitio a los toros.

Juan Leal: ‘Es un tópico. Yo no pretendo estar durante 10 minutos entre los pitones. También me gusta torear y sentirme, pasándome el toro por la barriga. Disfruto mucho alargando las embestidas sobre todo con la mano izquierda. No tiene nada que ver. Y por supuesto para eso hay que darle sitio a los toros. Pero tampoco creo que sea imposible citar en corto y llevar largo y con plasticidad la embestida de un toro bravo de verdad. Y hoy en día el toro sale más bravo que nunca. Escuché al maestro Muñoz en una retransmisión del plus, y comentaba que los que habían mandado en el toreo son los toreros que citando en corto han sido capaz de empujar los toros para adelante’.

Mundotoro: Todo una declaración de intenciones.

Juan Leal: ‘Pero, ya que me dan la oportunidad, solo una reflexión en voz alta. Ahora viene lo complicado, que es conseguirlo. Lo único que tengo claro es que voy a seguir en mi empeño. No me voy a dejar nada en el tintero. Lo de Madrid ha servido para que me conozcan y ya se me han abierto algunas puertas. No me puedo quejar, y de todas formas no sirve de nada….’