La Malagueta, en juego I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MARCOS SANCHIDRIÁN > Madridlinea-pie-fotos-noticias

El abogado Ramón Calderón, una de las cabezas visibles del Grupo SINTA, duda de la legalidad de la obligatoriedad de presentar las cartas de compromiso para concursar en el pliego de La Malagueta. Así lo han hecho ver en un escrito adjunto a la oferta en el que explican a la Diputación que las cartas no deberían tener valor en tanto en cuanto un torero que no forma parte de un contrato, no se puede exigir posteriormente: ‘¿Y si a mitad de año rompe con sus apoderados? ¿Y si no llegan a un acuerdo económico? Solo es una carta. Hubiera sido diferente si esas cartas dijeran: ‘Con este empresario no voy a torear’ pero eso es imposible, todos los toreros quieren torear en Málaga’, reconoce el letrado madrileño.

La polémica ha llegado ante la dificultad de las candidaturas en conseguir las cartas de compromiso varios toreros -logicamente Lances de Futuro, Carlos Zúñiga o SINTA tienen menos posibilidades-. ‘La duplicidad de empresarios y apoderados impiden que se presenten las cartas’, afirma. Una vez que ha comenzado el proceso por el que se valorarán las cinco candidaturas que finalmente se presentaron, los 25 puntos subjetivos de los 30 en juego se presentan vitales para la consecución de la victoria final.

Adjuntamos el documento adjunto dentro del pliego a colación de esta polémica por la Unión Temporal de Empresas (UTE) Biznaga, integrada por el Grupo SINTA y Comasa:

‘Creemos que se da una importancia injusta, por clave y determinante para la adjudicación, a la aportación, por parte de los Concursantes, de documentos de compromiso de toreros y ganaderos para participar en los festejos que organicen. Y ello por las siguientes razones:

1.- Se trata de un compromiso cuyo cumplimiento está condicionado por la voluntad de terceros que no serán parte en la firma del contrato entre Propiedad y Empresa adjudicataria, por lo que será imposible exigir su cumplimiento.

2.- Los documentos en cuestión no tendrán ninguna consecuencia real para la confección de los carteles salvo que los toreros y ganaderos manifestaran, que su participación SOLAMENTE tendría lugar en el caso de que aquellos con quienes se hubieren comprometido, resultaran elegidos Empresarios. Y eso, obviamente, no ocurrirá en ningún caso.

Lo que único que pondrán de manifiesto los firmantes de esas cartas, será su decisión de intervenir en una Plaza de prestigio y renombre como la de Málaga, ante una afición entendida como la que ella acude, y siendo conscientes de lo que un triunfo en ella aporta a su carrera profesional pero, obviamente, sin que la figura del Empresario les condicione.

Es por ello que nuestra Empresa, al igual que todas las demás, hayan o no presentado cartas de compromiso, estará en condiciones de ofrecer, y asegurar, la participación de los mismos toreros, rejoneadores y ganaderías que figuren en las cartas presentadas por otros concursantes.

3) La doble condición de apoderado y futuro Empresario impide, además, que muchos Empresarios, cualificados y con acreditada solvencia, que no representen toreros, tengan la posibilidad de presentar las cartas solicitadas, lo que les coloca en situación de inferioridad con respecto a lo que los sean. Y no es necesario recordar que se trata de un concurso para elegir a un Empresario’.

linea-punteada-firma1