icono-sumario El colombiano Ramsés corta tres orejas y triunfa con un notable encierro de Juan Bernardo Caicedo

icono-sumario Perera cortó el otro trofeo de una tarde en la que Hermoso de Mendoza los perdió por el mal uso del rejón de muerte

Video con el resumen de la gran tarde de Ramsés, ayer, en Manizales I FERIA TV

ALBERTO LOPERA > Manizales (Colombia)linea-pie-fotos-noticias

 

Con otra gran entrada –casi lleno–, se celebró la penúltima corrida de la Feria del Café en Manizales. Esta vez, con los toros de Juan Bernardo Caicedo, que tan de moda se han puesto. Refrendaron esos motivos. Si en Cali cuatro toros fueron aplaudidos en el arrastre, hoy en Manizales, hasta cinco. Uno de ellos –el cuarto–, incluso fue premiado con la vuelta al ruedo. Todos de gran presencia, con trapío y variados de pelo: negro, jaboneros, colorado y un burraco. Lástima del sexto, un torazo malogrado al estrellarse en tablas.

Gran triunfador –conjuntamente con el ganadero– ha sido el matador colombiano Ramsés, que cortó un total de tres orejas, una y dos respectivamente. A su segundo, lo recibió con tres largas cambiadas de rodillas que conectaron rápido con los tendidos, para luego empalmar una serie de lances variados ante la noble embestida del toro. Su trapío, imponente.

La faena de muleta ha sido un compendio de buen toreo por ambos pitones ante la calidad del toro, que permitió muletazos largos y con temple exquisito. La estocada fue de perfecta ejecución y efecto rápido. Por ello, el presidente no dudó en sacar dos pañuelos blancos y el azul para la vuelta al ruedo al toro, ante la complacencia de los catorce mil aficionados que le corearon con gritos de ¡torero, torero!

La categoría de Miguel Ángel Perera quedó reflejada plenamente en sus dos faenas. Su primer toro le permitió bordar una serie de verónicas que calaron en los tendidos. Lamentablemente al llegar a la muleta, solo el pitón derecho permitió al de Badajoz varias tandas muy bien rematadas. Faena de porte clásico, llena de torería, que terminó de estocada entera, antes de pasear un trofeo.

Mientras, su segundo prestó muy poca colaboración al torero: Se fue a menos y sacó demasiadas complicaciones que, gracias a la técnica y al oficio del diestro, pudo sortear de la mejor manera.

Natural de Ramsés, ayer, en Manizales I JULIÁN VELASCO

No ha sido la tarde de Pablo Hermoso de Mendoza, el gran rejoneador de época. Esta vez, sólo palmas ha escuchado en sus dos actuaciones. En el tercero, formó un auténtico alboroto en banderillas con ‘Brindis‘, pero con ‘Barrabás’ se le fueron las orejas después al no ser efectivo con los rejones de muerte. Qué falta le está haciendo el inolvidable ‘Pirata’.

En el cierre de corrida, se malogró el sexto toro y volvió a corrales. No acabó ahí la mala suerte, pues salió en su lugar un sobrero del mismo hierro, que blandeó de principio a fin. Con él, utilizó a sus estrellas ‘Disparate’ y ‘Donatelli’ y logró hacer vibrar a los tendidos, pero de nuevo no tuvo fortuna con la suerte suprema.

Hierro de Juan Bernardo Caicedo - Colombia Plaza de toros Monumental de Manizales (Colombia). Casi lleno en los tendidos. Feria del Café. Toros de Juan Bernardo Caicedo, de gran presencia y buen juego. El mejor, el 4º, premiado con la vuelta al ruedo. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Ramsés, oreja y dos orejas.
Miguel Ángel Perera, oreja y palmas.
Hermoso de Mendoza, palmas y ovación.