Romero Leal, en Calanda I JET-MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Nos habían dicho que Romero Leal, el empresario que dejó un pufo de dimensiones catedralicias en toda plaza por la que pasó, había vuelto a dar toros. Nos dijimos que no era posible. ¿Cómo iba a dar toros un señor imputado por estafa, apropiación indebida, delito contra la Hacienda pública, delito con la Seguridad Social, falsedad en un documento mercantil…? Y a pesar de todo, seguían diciéndonoslo: da toros. En Calanda, por ejemplo. Como no nos lo creíamos, le dijimos a nuestro compañero José Enrique Torralba que si le veía en el callejón, le grabara.

Y le grabó, pero no estaba en el callejón. ¡Qué mal pensada es la gente! Romero Leal estaba en Calanda, sí, pero de aficionado. En una barrera, ¿eh? De aficionado, insistimos, gastándose sus cuartos. Como debe ser. Apoyando la Fiesta con su propio bolsillo de aficionado. El otrora empresario y ahora aficionado de pro, en todo caso, no parecía divertirse mucho. El festejo estaba saliendo bien, pero Romero Leal, en su papel de aficionado de barrera, tenía más bien cara de que la cosa iba regular. Pero aguantó hasta el final: ¡Eso es afición!