moranteruibentolisboa30616511x280Morante y Rui Bento, en Lisboa I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

DANIEL VENTURA > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

 

‘Lo de ayer fue algo histórico para Lisboa’. Lo dice Rui Bento, el gerente taurino de Campo Pequeno y el artífice de la etapa dorada que el coso lisboeta viene atravesando en las últimas temporadas. ‘Lo de ayer de Morante, lo de la temporada pasada de El Juli… son pasos fundamentales para esta plaza y para la tauromaquia en Portugal’.

Morante brindó ayer una tarde mágica. Y Rui Bento la recuerda con pasión: ‘Fue realmente increíble. Toreó con una entrega absoluta y al primer y al último toro, que fueron dos buenos toros, dio una dimensión espectacular. La gente de pie, él toreando en la boca de riego… La voz de El Cigala… Todo salió perfecto y estoy muy contento’.

La encerrona de Morante había sido, desde su presentación, el gran acontecimiento de la temporada taurina en Lisboa. Un paso más en la estrategia de Rui para fortalecer la afición y el espectáculo: ‘Estas cosas, a pesar de las críticas de los tradicionalistas, se conciben como una vuelta de tuerca más en la renovación del espectáculo. Y fue posible, en este caso, gracias a que Morante, y también El Cigala, lo pusieron todo de su parte’.

La gran meta de Rui como empresario es ‘salir al encuentro de nuevos públicos’. Y lo explica: ‘La tauromaquia está en un momento crítico. Hay que recuperar a la juventud, pero también atraer a la plaza a esa gente que no viene porque no sabe que estamos, pero que cuando viene, se va contenta y con ganas de volver. Eso pasó anoche en Lisboa’.

‘Cuando tenemos tantos ataques, lo que tenemos que hacer es pensar en qué ofrecer para que la gente se emocione y salga feliz de la plaza’, concluye Rui Bento.