Video resumen de la primera de la Feria de Otoño I PLAZA 1linea-punteada-firma1

ISMAEL DEL PRADO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Tablas para empezar. Sergio Galán y Leonardo Hernández prologaban esta Feria de Otoño de prolongado metraje de Plaza 1 con un duelo directo que salió sin vencedores ni vencidos. A oreja por jinete en una tarde que no tuvo ese tirón de los llenazos isidriles, media entrada, pero en la que gustaron la pureza de Galán y ese hambre que no cesa de Leonardo -más lánguido, menos corrosivo, que otras tardes pese a todo- con una corrida desigual de Capea de la que destacó el bravo y enclasado tercero. Distinta vía, idéntico peso. Equilibrio en los dos lados de la balanza.

De perfectas hechuras, el tercero, de Carmen Lorenzo, abría más la cara. Lo desengañó con ‘Artista’, con el que le colocó dos rejones de castigo. Quizás con uno hubiera bastado. Muy definido desde su salida, con un ritmo exquisito, pedía tal vez dejarlo más crudo. Lo llevó, pese a ello, muy toreado a dos pistas con ‘Embroque’, que demostró una enorme elasticidad en la cara del toro. Dos farpas al quiebro meritorias, citando en la corta distancia. Pero fue con el perla ‘Apolo’ con el que llegó el tramo de más kilates de su actuación. Lo llevó templado aprovechando el bravo son de un toro para soñar el rejoneo. Llegó ahí mucho al tendido. Rejón entero, descabello y primera oreja del mano a mano.

Cornidelantero y con más cara que sus hermanos, el quinto salió con muchos pies. Esos bríos le sirvieron a Galán para encelar al toro con el bayo ‘Amuleto’. Sin embargo, duró muy poco el de San Pelayo, que se emplazó en los medios y costó lo suyo que regalara arrancadas vibrantes. Trató de lograrlo el de Tarancón con ‘Ojeda’, que le ofreció siempre el pecho. Buenas batidas sobre ‘Bambino’ y ‘Óleo’. La Puerta Grande, entreabierta, en su mano. Dejó medio rejón en muy buen sitio, pero se ‘amorcilló’ el toro y Galán marró con el descabello. Ovación.

En la puerta de chiqueros esperó Galán al primero de El Capea. Un toro acapachado de cuerna y con cuajo, que rondó los 600 kilos. Tuvo celo y transmisión ya desde su salida. Con ‘Amuleto’ lo desengañó desde la bocana de toriles. ‘Ojeda’ demostró porqué es la estrella de su cuadra. Lo llevó cosido toreando de costado. Muy templado. Se lo dejó llegar muy cerca. También apuró muchísimo en las piruetas en la misma cara del toro con ‘Apolo’. Para entonces, el astado se había venido a menos. Acusó su peso. Carrusel final de cortas sobre ‘Óleo’ y la oreja en su mano, pero el pinchazo previo a un rejón algo atravesado impidió el trofeo, a pesar de la estimable petición. Ovación.

Salió a por todas Leonardo en el sexto, largo y fino de cabos, para tratar de invertir el balance de su duelo con Galán. No lo consiguió, por tercera vez romos los aceros, pero sí logró igualar el resultado. Se desplazó de salida este sexto, pero enseguida marcó las querencias y costó un mundo sacarlo más allá de las tablas. Ahí, al abrigo de las mismas, Leonardo batalló para exprimir al de San Pelayo. Templó mucho toreando a dos pistas con ‘Despacio’ y apretó de verdad con ‘Sol’. Nuevo carrusel de cortas al violín con ‘Xarope’ y a fiarlo todo al estrecho filo del rejón de muerte. Pinchó antes de dejar un rejonazo de efecto fulminante. Afloraron los pañuelos y el presidente rubricó las tablas. Oreja.

Sobre ‘Picasso’ saludó al segundo Leonardo Hernández. Tuvo movilidad el de El Capea, que tuvo buen tranco mientras le duraron los bríos. No fue demasiado, duró un suspiro. Ajustó muchísimo en los cambios de pista sobre ‘Calimocho’. Pisó terrenos comprometidos llevándolo de costado. Elevó el tono de su faena ‘Despacio’ sobre el que clavó, con el toro ya aplomado y muy complicado, sendos pares a dos manos. De poder a poder. Sin enmendarse. Muy reunidos ambos. Sin embargo, pinchó con el rejón de muerte y, tras echar pie a tierra, el verduguillo se convirtió en un dolor de muelas. Silencio.

Más alto y por encima de los 600 kilos, más serio que los tres anteriores, el cuarto tuvo movilidad de salida. Lo recibió con ‘Elmo’ aprovechando esas inercias del toro que, sin embargo, duraron poco. Más parado, tuvo que poner todo Leonardo en banderillas con ‘Verdi’ y el albino ‘Sol’. Se lo dejó llegar muy cerca. Espectacular el carrusel final de cortas al violín sobre ‘Xarope’. Sin embargo, volvió a pinchar en la suerte suprema y todo quedó de nuevo en silencio.

Hierro de El Capea - España Plaza de Toros de ‘Las Ventas’. Cerca de media entrada. Primera de la Feria de Otoño. Toros de El Capea, San Pelayo y Carmen Lorenzo. De correcta presentación. Destacó la nobleza del primero y la bravura y ritmo del enclasado tercero. El resto, de poca duración. El sexto, aquerenciado. Incidencias: Se guardó un minuto de silencio en memoria de las victimas del terremoto de México. Hierro de San Pelayo - España
Sergio Galán, ovación, oreja y ovación.
Leonardo Hernández, silencio, silencio y oreja.