icono-sumario El modelo ‘plaza de temporada’ mantiene la estructura de hace medio siglo

icono-sumario Dicen ‘reconvertir es malo’. Pero todos los sectores se han reconvertido.

icono-sumario Un pliego como los de siempre obliga, además, a pactos anti natura.

511editorialEl pliego saldrá a la luz finalizado San Isidro… I learn.purplepass.comlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

 

Nos preguntan los lectores si es posible no penalizar al abonado y, al mismo, tiempo, liberalizar el precio de las entradas para San Isidro y hacerlas mas racionales y acordes a leyes de mercado. No es que sea posible, es que ya se hace y ya se hizo, incluso en esta plaza. Un abonado tendría las mismas condiciones de las de ahora, compitiendo esa oferta con otra serie de abonos que reunieran los festejos mas costosos a un precio más elevado, y esos mismos festejos de figuras, tener un precio superior en taquilla. Es legal, no es nada nuevo, es coherente.

Pero esta medida urgente y necesaria, capaz de impulsar a la Tauromaquia a las ofertas de ocio del siglo XXI, de poco servirían si no se reconduce el modelo de ‘plaza de temporada’, que mantiene la misma estructura que hace mas de medio siglo. En 50 años las costumbres de los españoles ha variado. Por ejemplo, hablando de tradiciones de cintura dura, hoy un cura no dice la misa en latín ni de espaldas a los fieles. Miren: es un hecho que Madrid, lejos de lanzar novilleros, suma pérdidas sin que éstas hayan sido una inversión para sacar a nuevos nombres. Desde Talavante. Y ya ha llovido.

Taurodelta habrá invertido un millón de euros en las ediciones de ‘Camino hacia Las Ventas’. Este año, la Comunidad de Cristina Cifuentes disparó en política contra Carmena (Ayuntamiento) con pólvora del Rey: la Escuela entrará a formar parte del tinglado gestor de Las Ventas. Más costes para la empresa. Cuestión que sólo es factible si, tras esas imposiciones o decisiones, existiera una mayor libertad para ordenar, anunciar, programar festejos durante el año. Insistimos en alguien de la Comunidad que haya redactado el pliego, nos ilumine para ver las ventajas y bondades de mantener ese concepto de temporada en los meses de agosto, en el número de festejos, …Y afirmamos que la mejor forma de hacer política desnudando les gestiones de tribu y estalinistas de Carmena, es aplicar lo que se aplica en todos los sectores: libertad de gestión y menor intervencionismo.

El argumento de quienes no desean el cambio es que reducir es malo. Reconvertir es malo. Bueno, todos los sectores se han reconvertido. Resultaría que el de la Tauromaquia no puede hacerlo aunque esto conlleve una agonía económica. Y si éste fuera el prólogo de un éxito social, de lanzamiento del toreo, de crecimiento en masa social, bien venido sea. No hablaríamos de pérdidas sino de inversión. Pero se pierde mucho dinero y no se avanza en nada. La situación más absurda que se pueda describir.

Estos cambios que demandamos son por el interés general de la Fiesta, por el interés del público. No confundir éste con el interés o la doctrina inmovilista de una minoría que cree que mantenerla y no enmendarla es la base de la tradición , del rito y del futuro. El pliego nuevo no puede ser tan continuista. Porque, si mantiene los mismos parámetros descritos en éste y el anterior editorial, lejos de ser conservador (tratar de mover poco para no fallar) será involucionista, retrógrado e inviable desde todos los puntos de vista.

Un pliego como los de siempre obliga, además, a pactos anti natura. Las normas de gestión económica del toreo de las dos últimas décadas han obligado a las empresas taurinas a echarse en manos de los no taurinos acaudalados, que han estado por delante o por detrás de cada ganador. No les quepa duda que esta ha sido una fórmula obligada y no deseada y no les quepa duda que en estos maridajes nacían las especulaciones y los tratos a favor o en contra de las administraciones políticas.

Transparencia, eso deseamos todos. Pero para ello, ofrecer un panorama de gestión en donde el mejor pueda presentar el mejor pliego sin tener que ir directamente al apartado económico para ver si puede o no puede acudir o sumar para llamar al poder del dinero de alguien que pasaba por allí. Transparencia como principio de una imagen limpia del toreo, tan necesitada. De su imagen y de la imagen y centro mundial del toreo de Las Ventas, trataremos en el próximo editorial.

.