Fandiño cuenta ya con una calle en Tórtola de Henares I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MARIBEL PÉREZ > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Lejos de su querida Euskadi, Guadalajara le abrazó como a un hijo para no soltarle jamás. En un abrazo eterno. Hasta la mismísima muerte. Y más allá… Porque siendo forastero, le recibió con los brazos abiertos, acogiéndole como a uno de los suyos. Desde sus inicios como novillero. Pero capital y provincia alcarreñas siempre fueron su hogar y le quisieron como a cualquiera de sus paisanos. Allá cuando comenzaba a trazar el ambicioso sueño de ser figura del toreo.

Desde entonces hasta ahora, Guadalajara siempre guardó / guardará en su memoria a Iván Fandiño. Más de cinco meses después desde que encontrara su trágico destino, los homenajes de sus gentes no cesan. ‘No te olvidaremos. Siempre estarás en nuestro corazón’. Con ese mensaje inmortal, su segunda ‘casa’, Tórtola de Henares, le honra hoy con una calle que llevará para siempre grabado a fuego su nombre en su memoria. La de Iván Fandiño Barros.

Tórtola de Henares, en memoria de Iván Fandiño I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

Porque la huella que dejó entre sus vecinos sigue y seguirá muy presente. Como también continuará inalterable y perpetua en la Villa de Romancos, que este fin de semana en el corazón de su ruedo le rindió homenaje con otra placa a la ‘Figura del toreo que actuó en sus inicios como novillero en esta plaza y que mostró públicamente cu cariño a Romancos y a su gente. ¡Gracias por tanto, Maestro!’, reza su inscripción.

Honores de una tierra que siempre sintió como suyo a Iván. Y que nunca, nunca, le olvidará.

Placa de la Villa de Romancos por Iván Fandiño I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1