Video del triunfo de Enrique Ponce en Huesca I ENRIQUE TORRALBAlinea-punteada-firma1

JAVIER SESMA > Huesca linea-pie-fotos-noticias

Enrique Ponce y El Juli brindaron al público de Huesca una tarde que tardarán en olvidar. El duelo número 300 entre ambos. Bajo una lluvia intermitente, nadie se movió de la plaza, Ponce consiguió cortar tres trofeos y salir en volandas del tercer festejo de la Feria de la Albahaca. El Juli cortó dos orejas a su lote de El Vellosino en otra gran tarde del torero madrileño.

El quinto tomo una vara fuerte, romaneando con fijeza y allí se dejó la mitad de sus fuerzas. En la muleta humilló aunque se quedaba corto y buscaba puntear los engaños. Ponce se encargó de que no lo consiguiera a base de templarlo con mano dulce y de darle la distancia justa. Faena de magisterio consiguiendo que al final, el animal embistiera con dulzura. No estuvo fino con los aceros pero corto dos orejas tras escuchar un aviso.

Al tercero no se le adivinaban los casi 600 kilos que anunciaba la tablilla. Peleó mal en el caballo y cortó en banderillas. Ponce lo muleteó a gusto, a base de taparle la cara continuamente y no dejarlo pensar. Aprovechó el buen pitón derecho sin abandonar el zurdo, que también sirvió. El animal humilló con bondad hasta que buscó tablas. Paseo una oreja.

En medio de una lluvia pertinaz, Ponce saludó a su primero con verónicas primorosas, llevándoselo a los medios. Cuajó faena basándose en la mano derecha ante un animal que humillaba con nobleza y fijeza. Perfecta la conjunción. Mató a la primera, pero los graderíos no sacaron los pañuelos por la lluvia.

El que cerraba el festejo no cumplió en los primeros tercios. El Juli le dio fiesta en los medios, pero el animal embestía a media altura y lo hacia a regañadientes. Aguantó tandas voluntariosas del madrileño, hasta que se cansó y se fue a tablas. El matador estuvo siempre por encima del animal y su faena llegó a los tendidos a base de hacerlo todo él. Mató peor que otras veces y cortó la ultima oreja de la tarde.

El cuarto derribó al caballo sin demasiada codicia y se dejó pegar en una vara, por la que apenas sangró. Quitó El Juli por lopecinas para animar los tendidos tras el parón sufrido para levantar el caballo de picar. Esperó a los banderilleros y El Juli brindó al público. Inició la faena de muleta con una serie de rodillas y toreo con despaciosidad a un animal que humillaba sin codicia y al que le faltaron las fuerzas para seguir haciéndolo. Lo mató de media que sirvió y paseo una oreja.

El segundo no fue claro en los dos primeros tercios. En la muleta, El Juli lo toreó a placer por el pitón derecho, a pesar de que el animal salía por arriba al finalizar los pases. El Juli estuvo por encima del toro, que necesitaba una mano firme para conseguir que embistiera. Lo mató de una estocada casi entera y el público no se pronunció.

Hierro de Vellosino - España Plaza de toros de Huesca. Lleno. Tercera de la Feria de la Albahaca. Toros de El Vellosino, desiguales de presentación y de buen juego. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Enrique Ponce, silencio, oreja y dos orejas tras aviso.
El Juli, silencio, oreja y oreja.