icono-sumario José Garrido cortó una oreja a cada astado de su lote y sufrió una voltereta
icono-sumario Digna alternativa de Leo Valadez que cortó una oreja al sexto

Resumen de la cuarta de la Feria del Pilar I PLAZA TOROS ZARAGOZAlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Zaragozalinea-pie-fotos-noticias

El toreo, tantas veces, es una cuestión de echárselos. Hay arte también en echárselos. José Garrido hoy fue más allá de la frontera donde está la cornada y la faena al sobrero de lagunajanda, tras una brutal cogida, fue de echárselos con un par para lograr un triunfo importante. También se los echo Leo Valadez que tomó la alternativa con un buen toro aunque pleno de teclas y otro de cara suelta con el que estuvo más que digno, sereno y valiente. El toro más aplomado le dejó a Joselito Adame hacer una faena de registros muy toreros dentro de una tarde entretenida y con emoción ante una corrida sería pero de manos blandas y escasa fortaleza de Fuente Ymbro.

Amplio de cuna, mazorca blanca y pitón, muy astifino, negro. Serio, con cuajo y remate, el segundo. Tuvo poco celo en el capote y cumplió en varas pero sin fijeza en el peto. En banderillas volteó a José María Amores de forma espectacular pero volvió a la cara para ponerle el par. Comenzó el de Fuente Ymbro soltando la cara pero en la segunda tanda Garrido lo fijó toreando por bajo a lo que contestó el toro con gran humillación. Fue complicado cogerle el ritmo pues fue a menos en cuanto a ritmo. José Garrido tiró de recursos con dos faroles de rodillas para seguir sobre la mano derecha en la mejor tanda por limpia y de buen trazo. Toro complicado y con muchas teclas sin ser malo. El final por bernadinas y la estocada le valieron el primer trofeo de la tarde.

El quinto no aguantó un quite de Leo Valadez y el presidente sacó el pañuelo verde. En su lugar salió un sobrero de Lagunajanda que se dejó pegar en el caballo. Llegó a la muleta con la cara a media altura pero reponiendo las embestidas. Fue en un momento en que Garrido se echó la muleta a la espalda para ligar un pase de pecho cuando el toro le prendió por el costado, lo pasó entre los pitones y lo buscó en la arena en unos segundos dramáticos. Afortunadamente, pudo recomponerse y volver a la cara del toro que se convirtió en una prenda. El extremeño tiró de raza y se la jugó sin trampa ni cartón. Mató de estocada trasera y algo caída.

El sexto también perdió las manos de salida. Quizá el firme del coso de la Misericordia tuviera algo que ver en tan extraño comportamiento. Tuvo cuajo y seriedad como toda la corrida. Con buen son empezó la faena de muleta de Valadez, aliviándolo por arriba pues le faltó fuerza. Le dio distancia y al no obligarlo se le coló hasta en dos ocasiones compromentiendo su figura. Valadez puso valor para aguantar los derrotes al soltar la cara en cada embestida. Otra faena de testosterona. Finalizó con ajustadas manoletinas que metieron al público plenamente en la faena. Media estocada y oreja.

Serio, bajo, abierto de cara, astifino, en definitiva, de buenas hechuras. El primero no le permitió lucirse en el recibo capotero de Leo Valadez pero, después de emplearse fijo en el primer puyazo, replicó el quite por chicuelinas de Joselito Adame con otro ceñidísimo por zapopinas dejándose venir al toro de lejos. Tras la ceremonia en la que uno de Aguascalientes, Joselito, le daba el doctorado a otro hidrocálido, se puso de rodillas en el centro del ruedo en un emocionante encuentro en el que casi lo arrolló. Valadez tuvo aplomo y buen corte con la izquierda a un toro que necesitó pulsearlo por abajo. Buena actitud y firmeza del toricantano. El toro fue de los de acertar en distancias y alturas y todo siempre por abajo. Cerró por bernadinas de rodillas que encandilaron al público. Pinchó en dos ocasiones antes de agarrar una estocada.

El cuarto tuvo hechuras perfecta. Dobló las manos a la salida del peto y el presidente no quiso esperar a pesar de tener humillar y embestir con celo que el inválido segundo. El sobrero, muy despegado del suelo, corto de cuello y serio por delante, cumplió en varas pero le costó en el quite por chicuelinas de Garrido. Volvió Adame por zapopinas. Con poco celo, el animal fue noble aunque soso. El mexicano lo entendió muy bien en el inicio a dos manos. Con la izquierda tuvo buen trazo pero al toro le faltó empuje. Sin fondo y sin pujanza, comenzó a defenderse así que le dio tiempo entre cada muletazo. Muy asentado y listo, se metió entre los pitones tratando de sacar agua de un pozo seco. Mucho mérito. Apenas le admitió las bernadinas finales. Pinchó porque el toro apenas ayudó. Faltaron pañuelos pero dio una reconocida vuelta al ruedo.

Más alto de manos y hecho cuesta arriba fue el segundo. Echó las manos por delante en el capote y demostró en el caballo su poca fortaleza. A la muleta llegó queriendo pero sin poder. Joselio Adame trató pasarlo a su altura e incluso lo cerró en tablas para ayudar al animal pero fue imposible lidiar con un inválido. Estocada cortada antes de un descabello.

Hierro de Fuente Ymbro - España Plaza de toros de Zaragoza. Cuarta de la Feria de El Pilar. Menos de tres cuartos de entrada. Toros de Fuente Ymbro, cuarto bis, serios, con cuajo. El más completo, el primero. Brava en el caballo que sin tener mala condición, soltó la cara, y uno de Lagunajanda, quinto bis, muy complicado logo-mundotoro-fichas-crónicas
Joselito Adame, silencio y vuelta al ruedo tras petición;
José Garrido, oreja y oreja;
Leo Valadez, que tomaba la alternativa, ovación y oreja.Incidencias:
Parte médico de José Garrido: ‘Herida por asta de toros a nivel de la cara interna del tercio superior de la pierna izquierda con una trayectoria ascendente de 15 cm. que llega hasta la meseta tibial y otra postero-inferior de 8 cm que desgarra fibras del músculo gemelo interno. Pronóstico menos grave’.Parte médico de José María Amores: ‘Es atendido de fractura de cúpula radial del codo izquierdo, contusión del canal cubital en codo izquierdo con disestesias en territorio cubital a la percusión del mismo; y posible fractura costal en hemitorax izquierdo, tras sufrir una voltereta en el tercero de la tarde’. Pronóstico ‘reservado’. Queda pendiente de estudio radiológico.