Daniel Luque, en hombros en Dax I ROLAND COSTEDOATlinea-punteada-firma1

MAURICE BERHO > Dax (Francia) linea-pie-fotos-noticias

En Dax, la corrida de Pedraza de Yeltes es desde varios años el eje central de la programación de la feria, por su espectacularidad, sobre todo, en los caballos, lo que hace que esta ganadería sea imprescindible en la ciudad gala de momento… Y de hecho hoy se ha lidiado un encierro de muy buenas condiciones para ejecutar el toreo y quitando, curiosamente, al que se le dio la vuelta al ruedo, todos en distinto grado han tenido buena condición para la lidia. Muy bien un año más Daniel Luque, que parece ser que han encontrado en el sureste francés dos de sus plazas predilectas entre Dax y Bayona. Bien también el debutante Octavio Chacón, que estuvo muy presente toda la tarde, sobre todo, con el cuarto, el de mejor condición de la tarde. Emilio de Justo esta vez, y es ya un hecho relevante, no triunfó en una plaza francesa.

Con el quinto toro llegó la espectacularidad tan ansiada por el público de Dax, ya que el toro acudió tres veces de forma espectacular al caballo. Daniel Luque brindó al público y empezó poderoso una faena vibrante con un toro, que se quedó muy entero y violento a pesar de los tres puyazos. Un toro más de público que de torero. Supo administrar perfectamente las embestidas el torero de Gerena, atacando siempre, dejando la muleta muy alante y tirando de él. Dejó una estocada y cortó una oreja. El toro de nombre ‘Holendero’ fue premiado con la vuelta al ruedo.

El segundo de Pedraza de Yeltes fue muy protestado por el público de  una supuesta cojera, sin embargo, Daniel Luque siempre tuvo fe en las posibilidades del toro. Empezó la faena sobando al animal, sin molestarlo, a media altura, que era la altura del astado. Poco a poco fue convenciendo al colorado para que siguiera su poderosa muleta. Por el lado izquierdo, el diestro sevillano consiguió la mejor tanda de la faena, con el toro embistiendo con profundidad. Remató el trasteo con sus tradicionales luquesinas y tras una estocada entera algo caída, paseó el primer trofeo.

Un toro importante fue el cuarto, el primer astado realmente humillador de la tarde. Octavio Chacón embarcó al burel con su poderosa y experta muleta en viajes profundos y templados. Empezó su faena con unos estatuarios espectaculares, debido al tamaño del toro, y terminó con una estocada de entrega máxima de la que salió rebotado, dejando un espadazo en todo lo alto. Cortó una oreja.

La corrida de Pedraza de Yeltes puede ser, desde hace unas temporadas, el punto álgido de la feria de Dax, ya que el público tiene verdadera devoción por la ganadería salmantina y a veces, como ha ocurrido en la primera faena, está más pendiente del juego del toro que del esfuerzo que está realizando el torero. La lidia ofrecida por Octavio Chacón fue la adecuada con un toro, que en un principio fue remiso a salir de la muleta del torero, pero que al final se ‘dejó’ sobre ambas manos. Remató la faena de una estocada y un descabello, y saludó una ovación desde el tercio.

La corrida sufrió el síndrome de Pedraza de Yeltes, ya que por obligación tuvieron que colocar los toros varias veces al caballo y si se podía ser la segunda desde el medio de la plaza. De hecho como esta corrida se ha convertido en un acontecimiento sólo sale un caballo al ruedo. Este tercer toro fue manso en los primeros tercios, pero Emilio de Justo se dio cuenta de como colocaba la cara en el capote del lidiador. El extremeño elaboró una faena sobre la mano izquierda con momentos francamentes buenos. Sin embargo una espada caída restó importancia a la labor y escuchó palmas.

Emilio de Justo construyó en sexto una faena en la que pareció estar agusto con un toro muy humillador y con calidad, pero hoy la corrida era de Pedraza de Yeltes y el público esperaba un toro con más fuelle, lo que restó importancia al trasteo. Falló con los aceros y fue silenciado.

Hierro Pedraza de Yeltes - España Plaza de toros de Dax (Francia). Tercera de la feria. Lleno en los tendidos en tarde nublada.Toros de Pedraza de Yeltes, bien presentados y de buen juego en su conjuntoelde nombre ‘Holendero’, premiado con la vuelta al ruedo. El 1º, manejable. El , a más. El, con clase. El , bueno, humillando. El , con clase, pero sin transmisión. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Octavio Chacón, ovación y oreja.
Daniel Luque, oreja y oreja.
Emilio de Justo, palmas y silencio.
Juan Contreras y Antonio Ronquillo se desmonteraron tras parear al quinto.