icono-sumario David Mora, Paco Ureña y José Garrido echan el cierre a la Feria de Pentecostés en Nimes

Video resumen de la faena de indulto de Garrido a ‘Pañero’, de Vegahermosa en el Coliseo de Nimes I MICA CRESSENTYlinea-punteada-firma1

MICA CRESSENTY > Nimes (Francia)linea-pie-fotos-noticias

José Garrido fue el gran protagonista del epílogo de la Feria de Pentecostés celebrada hoy en Nimes (Francia) junto con la ganadería de Jandilla, y su segunda divisa Vegahermosa, divisa que precisamente lució ‘Pañero‘. Un excelente toro, colorado, indultado por el torero pacense y que acrecienta el excelente momento que atraviesa la divisa de la estrella de seis picos, pues, tras su exitoso paso por Madrid, volvió a lidiar hoy un encierro de gran importancia.

Cerró plaza este ‘Pañero‘. Un animal de enorme nota que brindó Garrido al ganadero recién jubilado, Borja Domecq Solís. Le cuajó luego una buena faena al bravo y encastado animal. De los estatuarios iniciales hasta la última tanda, se entendieron a la perfección los dos protagonistas. Cuando fue a buscar el estoque, surgieron los primeros gritos de indulto. Entonces, Garrido le ligó otra tanda más con la plaza entregada. Sin dudarlo, el presidente sacó el pañuelo naranja, sinónimo de vida salvada para el bravo animal. Dos orejas simbólicas.

Previamente, Garrido consiguió sacar al público de su siesta vespertina tras un vibrante comienzo de faena de rodillas en el tercero. Respondió a todos los toques el encastado ejemplar de Jandilla. Siguió luego con tandas de buena factura sobre la diestra antes de coger la pañosa con la zurda. Ese pitón fue más complicado y, a partir de ahí, se diluyó la faena. Pese a ello, saludó una ovación.

 

Garrido torea a ‘Pañero’, de Vegahermosa en el Coliseo de Nimes I ROLAND COSTEDOAT/TERRES TAURINESlinea-punteada-firma1

Paseó también un trofeo David Mora con el cuarto de la tarde. Otro buen toro de Jandilla. El espigado torero pudo diseñar una buena faena y disfrutó con el astado de Borja Domecq. Se relajó en tandas de nota, sobretodo, por la diestra. Certero con la espada, el público, ya despertado, pidió con fuerza el doble premio que no concedió el presidente y Mora paseó una oreja.

Antes, Mora abrió la última de la Feria de Pentecostés con toros de Jandilla. El de Borox saludó una ovación tras ‘despachar’ al manejable astado que rompió plaza. Hubo algún lance a la verónica estimable, pero, sobre todo, logró extraer buenos muletazos sueltos aprovechando la condición del animal. Saludó una ovación.

Torear hoy en Nimes no fue asunto fácil en los primeros toros, pues parece que el público estaba presenciando una misa. Muy frío el respetable, pese a ello, Paco Ureña paseó un trofeo del segundo. Lo toreó a placer. Fue un animal muy noble este ‘Jandilla‘. Hubo acople y reunión en buenas tandas sobre la diestra. Remató su labor de una estocada y cortó una oreja.

Al igual que sus predecesores de la casa madre, el quinto, con el pial de Vegahermosa, tuvo buenas condiciones. El murciano lo aprovechó por la diestra con un toreo de mano baja. Corrió bien la mano y la faena llegó al tendido. Fue más laborioso el acople por la zurda. Escuchó una ovación.

 

Hierro de Jandilla - España Coliseo Romano de Nimes (Francia). Última de la Feria de Pentecostés. Un tercio de entrada. Toros de Jandilla y Vegahermosa (5º y 6º), bien presentados. De buen juego en su conjunto, con nobleza y transmisión, destacó el 6º, ‘Pañero‘, de Vegahermosa, nº 42, 546 kilos, colorado. Hierro de Vegahermosa - España
David Mora, ovación y oreja con petición de la segunda.
Paco Ureña, oreja tras aviso y ovación.
José Garrido, ovación y dos orejas simbólicas.