Segunda de la Feria de la Albahaca I TAUROCASTlinea-punteada-firma1

JAVIER SESMA > Huescalinea-pie-fotos-noticias

Huesca vivió una tarde triunfal. La segunda del abono oscense dejó dos Puertas Grandes y media, con un público que estuvo metido en la corrida desde el primer minuto. Juan José Padilla y Sebastián Castella salieron en hombros tras cortar dos orejas a los primeros de sus lotes, mientras que, López Simón, solo pudo cortar un apéndice al que fue tercero, pese a la mayoritaria petición de la segunda.

Juan José Padilla se las vio con un primero que apretó en el caballo pero luego se dolió con los palos, tercio en el que Padilla entusiasmó a las peñas. El de La Palmosilla embistió con nobleza en la muleta pero se fue apagando en el transcurso de la lidia. El jerezano lo aprovechó por los dos pitones en tandas vistosas y entregadas. Estuvo eficaz con la espada y fue premiado con dos orejas.

El cuarto cumplió en varas y en la muleta comenzó embistiendo con nobleza, con la cara a media altura y justito de fuerzas. Padilla lo mantuvo en pie, lidiándolo con suavidad y largueza hasta que el de La Palmosilla buscó tableros. No estuvo fino con la espada y fue silenciado

Sebastián Castella lidió el segundo de la tarde que no cumplió en los primeros tercios pero que en la muleta embistió estupendamente humillando con nobleza. Castella lo toreó con inteligencia a base de no dejarlo pensar y no quitarle la muleta de la cara. Hubo conjunción entre ambos y tras una faena larga y bien rematada con los aceros paseó otros dos apéndices.

El quinto fue incierto en los primeros tercios pero embistió en la muleta con nobleza y humillando aunque quedándose corto en la embestida. Castella le dio la distancia precisa y consiguió sacarle tandas de mérito por el pitón derecho a base de esfuerzo y paciencia. Lo mató a la primera y corto una oreja tras aviso.

López Simón, se entendió desde el principio con un toro que cumplió en varas y se dejó banderillear. Lo toreó excelentemente con la muleta midiéndolo con las dos manos, sobretodo cuando acertó con las distancias. López Simón realizó un toreo puro que supo saborear el coso oscense. Lo exprimió hasta agotarlo sin que el animal dejara nunca de embestir y humillar, con nobleza y fijeza. Lo mató con eficacia, paseando una oreja tras aviso y perdiendo la segunda por que el toro tardó en doblar.

El último de la tarde fue mentiroso en el caballo y se dolió en banderillas, de corto recorrido en la muleta, el madrileño le toreo imponiéndole los terrenos y atemporándole el genio. Con ello consiguió sacarle lo que el animal llevaba dentro, que no era mucho. Luego lo fallo con la espada y escuchó aplausos tras aviso.

Hierro de La Palmosilla - España Plaza de toros de Huesca. Más de tres cuartos de plaza. Segunda de la feria de la Albahaca. Se lidiaron toros de La Palmosilla, aceptablemente presentados y de buen juego en general. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Juan José Padilla, dos orejas y silencio.
Sebastián Castella, dos orejas y oreja.
López Simón, oreja tras aviso y palmas.