Novillada de Raso de Portillo en Céret I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

 

MUNDOTORO > Céretlinea-pie-fotos-noticias

Mañana soleada y calurosa, de estrecho bagaje artistico. El segundo festejo de la Feria de Céret apenas tuvo notas destacadas, esencialmente por el juego de los novillos de la ganadería vallisoletana de Raso de Portillo, la divisa más antigua de España, que cuenta con orígenes diversos, de los que sólo el segundo y el sexto mostraron ciertas cualidades. Anduvo bien con el primero de ellos el jiennense Daniel García Navarrete, que se mostró sólido y sincero, pero no remató su obra con el acero. Por eso se quedó sin premio.

Resultó feamente cogido por el quinto, aunque pese a la conmoción sufrida pudo darle muerte. Mario Palacios evidenció sobriedad con dos animales de estrechas opciones mientras el francés Maxime Solera, muy nuevo, se fue a chiqueros a saludar a su primero y suplió con arrestos y determinación su incipiente rodaje. Volvió a dejar una grata impresión en el que cerró la mañana, pero de nuevo erró con los aceros. Su presentación en sociedad, lo mejor del espectáculo.

Hierro de Raso de Portillo - España Plaza de toros de Céret. Segunda de feria. Lleno. Novillos de Raso de Portillo, grandes, serios, de distinta condición, el último premiado de modo incomprensible con la vuelta al ruedo. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Mario Palacios, silencio y silencio
García Navarrete, ovación y silencio
Maxime Solera, ovación y vuelta al ruedo