Teocaltiche  I CRV linea-punteada-firma1

CRV > Méxicolinea-pie-fotos-noticias

 

No hay nada de indigno en lo que es natural. Por más que una visión ‘civilizada’ de la Tauromaquia desplace o rechace al toreo en el pueblo, éste seguirá siendo verdad. Teocaltiche. Pueblo y raza y gente. Sombreros, cinturones de hebilla ancha, botas a lo vaquero, cerveza fría, tequila, micheladas, papas y papas, cecina con picante y limón, y todo lo que se pueda comer y beber en un tendido, es decir, en el día de fiesta del pueblo. El día grande, con las procesiones donde se pasea el recuerdo del indígena de estas tierras bravas, México, y la Virgen llegada de otra tierra brava, España.

Esta cultura que hace collera lo pagano y lo católico, el allá y el acá sin complejos, con la naturalidad de lo cotidiano, donde el sentido de pertenencia a la tierra hermana al rico y al pobre al paso de sus santos, gigantes y cabezudos, banderas y danzas, es cultura del pueblo. Con toros, no existe mayor dignidad que esta fiesta. Por verdadera, por sentida, por pura. Llamamos ‘gache’ a tanta verdad porque se nos hizo mentira todo lo que no tenga el oropel fausto y fatuo de la ciudad y su feria de fuste.

En este pueblo y en esta plaza, donde dicen que anida el narco, donde dicen que la fiesta es de tamaño menor, el toreo tiene la grandeza de su raíz popular y cultural que ha unido con invisible lazo, las tierras y culturas de España y México. Huele a tacos de puestos en valles empinadas, al perfume de las mujeres que se visten con sus mejores vestidos para acudir a los toros con el calor como de verano, huele a pueblo, a diversión, a risas, tragos, abrazos, huele a fiesta.

A ratos se mezcla lo infantil con lo rudo, lo estrambótico con lo cabal, lo inverosímil con lo real. Un realismo mágico, popular de colores no inventados aún, de olores que precisarían otros diccionarios para escribirlos, de una narrativa mestiza, siendo el mestizaje el orgullo cultural que ha movido al mundo. Teocaltiche. La fiesta en el pueblo. Inocente. Pura. Con la dignidad de la cultura no impostada. Teocaltiche. Ejemplo y paradigma de que el pueblo no dejará que le arranquen de sus vidas su cultura del toro.
linea-punteada-firma1