image‘Todos somos el toro’ I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

Miles de corderos serán sacrificados estos días en España, siguiendo el rito musulmán: degolladas, en dirección a la Meca, en público. Comienza la Fiesta del Sacrificio. El sábado el PACMA celebró en Madrid una manifestación en contra de la Tauromaquia. Hace unos meses, también en Madrid, Cazadores y Pescadores se manifestaron en defensa del medio rural, incluyendo una pancarta de la tauromaquia. Tres sucesos que medios de comunicación y autoridades, han tratado de forma muy distinta. Gran cobertura para el asunto musulmán y facilidades de las autoridades para su desarrollo. Gran cobertura y trato preferencial para la manifestación del PACMA. Silencio informativo para la manifestación ruralista, trabas del Ayuntamiento de Madrid para el acceso a la capital de autocares llegados de lugares lejanos…

Asistimos al acta notarial de una discriminación impecable sobre tres actos con el mismo sujeto: el animal. De un lado, la matanza de corderos se proclama a las audiencias como un acto natural de expresión religiosa en donde no existe barbarie ni mal trato. Del otro, se concede un privilegio informativo/administrativo a una manifestado nada multitudinaria del PACMA. En el caso del ruralismo, como si se siguiera una consigna, el silencio informativo sobre la manifestación de 200.000 personas en Madrid defendiendo el equilibrio sostenido de lo rural (caza, pesca, tauromaquia…) hizo sonrojar a muchos periodistas de los medios más importantes. No hubo orden alguna para cubrir este suceso. Sí la hay para fotografiar, grabar y dar portadas a las ‘manifestaciones’ de uno o dos centenares de personas al pie de un coso o en arranque de los sanfermines.

No basta con denunciar esta discriminación. No estoy de acuerdo siquiera con el uso utilitario que se hace desde la Tauromaquia (no de este análisis, porque no se ha hecho ni se hará) con el avance del antitaurinismo del PACMA. Es decir, cuidado, que son muchos, únete a nosotros. Únete ¿porqué?. ¿Por qué son muchos?. ¿Por qué peligramos? ¿Qué peligra? ¿El toreo a pie? ¿El de la calle? Únete a quien y para qué. Y porqué. Esa es la cuestión que, casi un año después, no despeja la Fundación del Toro de Lidia. Es como si aún no tuviéramos claro que nos está sucediendo. Basándonos en datos y no en reacciones de indignación, mundotoro trata de alertar sobre estas cuestión. Hemos tenido acceso a un estudio profundo del mercado y del impacto social y económico del mercado de la mascota elaborado por el Ministerio de Agricultura (publicado en noviembre de 2015). Trabajo dirigido a las empresas transnacionales del sector. Dinero público para mercado privado.

En él se ofrecen datos, estadísticas y un estudio ‘presupuestario’ del hasta el año 2042 atendiendo a parámetros de mercado minuciosamente analizados como: incremento de nacimientos, incremento de venta, tendencias de compra, esterilizaciones, chips, comida, ropa, seguros de responsabilidad civil, abandonos, costes de denuncias por responsabilidades de los dueños de las mascotas… Y lo que nos hace entrar en pánico es comprobar que lo que venimos denunciando en este medio, desafortunadamente, es la respuesta a lo que está sucediendo. No es una teoría conspirativa fruto de la enajenación mental de este medio. EXISTE UNA ESTRUCTURADA Y ANALIZADA DECISIÓN DIRIGIDA A LA DESTERTIZACION SOCIAL, POBLACIONAL Y ECONÓMICA DEL MUNDO RURAL. Para el año 2042, la población rural de España, según este informe, habrá descendido en siete puntos porcentuales, partiendo del 28% actual.

Se trata de urbanizar de forma evidente producción y mercado, abandonando lo rural por costoso e inadecuado para el mercado más exitoso de las dos últimas décadas, el del nuevo animal de diseño llamado mascota. A fecha de hoy, las cifras de perros en el medio rural YA ES MENOR que los que hay en las ciudades.

No es una cuestión de toros, es una cuestión de todos. Formamos parte de una estrategia de mercado que está dando la puntilla a lo rural. A toda actividad con animales que no es controlada aun por el mercado de la mascota. La Tauromaquia y su prohibicionismo son el mejor elemento de marketing del mercado de la mascota. Tenemos personajes populares, somos una actividad de sangre evidente, existen bandos de personajes públicos a favor y en contra… es decir, somos el mejor vehículo publicitario para insistir de forma constante y progresiva en que hay que ser buenos con los animales. Insistir en el sentimiento y la necesidad de comprar una mascota, de hacerla de la familia.

En realidad, el toreo a pie y la feria de la ciudad, es lo que menos teme el mercado. La ciudad, afirma el etólogo Leo Wrebst, tiene ya desarrollado un sentimiento de igualdad sustitutiva de trato entre una mascota y un ser humano. Algo asumido incluso (y combatido) por la Iglesia Católica En mayo de 2015 el papa Francisco, en una homilía afirmó: ‘Quizá sea mejor –más cómodo– tener un perrito, dos gatos, y el amor va a los dos gatos y al perrito antes que a un hijo’. Declaraciones secuestradas por la prensa generalista. Konrad Lorenz, otro científico metido al asunto, asume la desnaturalización y degeneración de las razas animales (lo que hemos denominado en este medio: mascota o animal de diseño), excepto en el medio rural. PACMA y sus aliados políticos dan por finiquitada la Tauromaquia en la ciudad y parece como si la mantuvieran por un mero interés de marketing. Insistimos que es el mejor vehículo publicitario que ha tenido el bienestarismo animal.

Es en lo rural en donde el arraigo con el animal natural es más fuerte y es en lo rural donde el animalismo mercantil está haciendo el esfuerzo por terminar con todas las prácticas que no controlan y que entorpecen el mercado. Caza. Pesca. Toros. Festejos populares. Cetrería. Pero también los pequeños productores de leche, carne, transporte de animales… que están asistiendo a normativas nuevas o modificaciones de las actuales que le impiden realizar su actividad. Exactamente lo mismo que sucedió con la Tauromaquia. No olvide el público que fue en el año 1998 cuando se prohibieron, de facto, en toda Cataluña, con la modificación de la Ley de Defensa de los Animales de esta comunidad. Lo de Barcelona, años después, fue una gran escenificación mediática de esta victoria.

Hay un mercado. Hay una estructura financiera, comunicativa y política de ese mercado. Hay una financiación y hay una estrategia que incluye a las administraciones. Poner fin al ruralismo que no se controla y que entorpece los intereses de un gran mercado. La población rural española es de un 28% para casi el 80% del territorio. El estudio del Ministerio al que hicimos referencia, rebaja de forma alarmante el porcentaje de la población rural para 2042. Hay previsto un ahorro millonario de los recursos públicos destinados a lo rural. Hay previsiones de incremento de facturación del mercado de más de 100% entre 2015 y 2042.

¿Qué hemos de hacer? En nuestra opinión, variar el rumbo. Denunciar. Denunciar el mal trato animal, el mercado. Dar la vuelta al discurso. Recopilar datos, estudios científicos, informes, previsiones… y hacerlas públicas alarmando a la sociedad española. Decir la verdad de lo que está sucediendo. Unirnos. Vertebrar el ruralismo. Darle forma desde nuestra capacidad como sector. Toda iniciativa de salvar el toreo a pie de forma unilateral es un error. Porque formamos parte de un problema mayor y porque su masa social rural es superior. Ponernos al servicio de un mismo problema y, con el tiempo, lidérarlo desde nuestros conocimientos y capacidades.

Mundotoro publicará, con el fin de la temporada, una serie de reportajes con datos explicativos y estrategias documentadas que avalan la realidad de nuestras afirmaciones. La Tauromaquia forma parte de los damnificados del conjunto rural causada por intereses de mercado. No se trata sólo de una persecución al toreo. El problema es de todos. Todos somos el toro.